Boletín

De Haro: “La política exterior de Trump es un desastre. El apoyo a Arabia Saudí no puede traer nada bueno."

Fernando de Haro analiza la actualidad en 'La Tarde' de COPE 

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:11

Audio

 

Ya estamos en otra crisis de la política internacional del Gobierno de Sánchez. Esta vez la ha provocado la decisión de la fragata española Méndez Núñez, temporal del grupo de combate encabezado por el portaaviones USS Abraham Lincoln. ¿Qué hacía una fragata en una flota de combate de Estados Unidos? ¿Por qué ha aumentado el riesgo de esa flota y qué consecuencias tiene para España la retirada?

Todo esto tiene que ver con la escalada de tensión entre Irán y Arabia Saudí, que son las dos potencias enfrentadas en Oriente Próximo. Arabia Saudí cuenta con el respaldo de Trump. Estados Unidos presiona a Irán con el embargo después de haberse retirado del pacto para frenar el desarrollo nuclear en Irán, a pesar de que Irán estaba cumpliendo con lo prometido. Ayer lunes la tensión aumentó en el Estrecho de Ormuz, que es algo así como una frontera marítima entre los países del Golfo e Irán.

Hace unos días el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, informó del despliegue del portaviones ‘USS Abraham Lincoln’ y varios bombarderos en Oriente Próximo. Bolton tiene mucho peligro: fue el gran defensor de la intervención en Iraq. ¿Y qué hacía allí la Méndez NúñezLa integración de la Méndez Núñez en el grupo de combate (en el que no participa ningún otro buque no estadounidense) se planeó hace al menos un año para mejorar el adiestramiento conjunto.

¿Qué ha hecho el Gobierno de Sánchez? Retirar la fragata cuando había peligro. La ministra Robles ha asegurado que la retirada ha sido una decisión técnica. Robles ha explicado además que la retirada se debe al hecho de que Estados Unidos decidiera un cambio de misión unilateral no pactado con España. Esta mañana el ex ministro de Asuntos Exteriores Piqué ha explicado que lo que nos hace mucho daño es que se tome una decisión unilateral.

Pues eso parece que es exactamente lo que se ha hecho. La política exterior de Trump es un absoluto desastre, la confrontación con Irán y el apoyo sin fisuras a Arabia Saudí no puede traer nada bueno. Pero el problema es que si España tiene un barco en una misión de combate y lo retira queda como un socio poco fiable. Ya nos pasó con la desastrosa guerra de Iraq.

Luego está el tema económico. El astillero español Navantia aspira a participar en la renovación de la flota de Estados Unidos con la fabricación de 20 fragatas similares a la Méndez Núñez.

Lo más