COPE

Newsletters
Registrarme

LA NOCHE DE ADOLFO ARJONA

Una preparadora de cadáveres describe cómo es su trabajo: "El olor es dulce o ácido”

Se llama Silvia Arauzo y es tanatopraxora, es decir, preparadora de cadáveres. En una entrevista con Adolfo Arjona habla con sinceridad de su trabajo

Audio

Una preparadora de cadáveres describe cómo es su trabajo: "El olor es dulce o ácido

Mónica García

Redactora COPE Málaga

MÁLAGA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:55

No lo mantiene en secreto, pero reconoce que no a todos sus conocidos les gusta a lo que se dedica. Silvia Arauzo es tanatopraxora y docente de tanatopraxia, una profesión de esas en las que no pensamos… de las que no hablamos… casi invisible… ¿Acaso nos gusta pensar en la muerte?

“Mi trabajo es completo, no solo embalsamo cadáveres en determinados casos, también desinfecto el cuerpo para evitar proliferación de enfermedades y me encargo de la presentación para permitir un duelo apropiado de sus seres queridos. En este caso, me ocupo de adecentar, vestir e incluso maquillar al fallecido”, relata con firmeza y, al mismo tiempo, dulzura Silvia Arauzo durante su conversación con COPE en los micrófonos de ‘La Noche de Adolfo Arjona’.

MAQUILLAR CADÁVERES

Sin querer entrar en el morbo, sino respondiendo a la curiosidad que alguna vez se haya podido despertar en cualquier oyente, Arjona pregunta por lo más complicado a la hora de maquillar un cadáver. “Sin duda, el tejido. Es decir, intentar devolver al rostro los volúmenes de labios y de las cuencas de los ojos, ya que la muerte es muy aberrante y cambia la imagen de la persona. Esos tejidos concretamente se hunden. Mi labor no es maquillar para embellecer, sino para camuflar los signos de muerte”.

LA SOLEDAD CON EL FALLECIDO

Lo hemos visto en las películas en miles de ocasiones. Una habitación blanca, con una camilla metálica en el centro donde descansa un cadáver bajo una sábana. A su lado, como si no pasara nada, un médico forense, o un embalsamador, rodeado de utensilios cortantes y punzantes. Pero, ¿cómo es realmente estar a solas con un cadáver? ¿Se llega a sentir miedo en algún momento?

“He pasado mucho más miedo con los vivos que con los muertos. Miedo no, pero a veces me dan cierta grima, especialmente cuando reflejan la causa de la muerte, cuando soy consciente de cómo ha muerto esa persona. Eso es lo que te da, a veces, ‘mal rollito’, el reconocer cómo ha muerto”, se sincera esta tanatopraxora.

PROFESIÓN SINGULAR

Sin duda, la tanatopraxia es una profesión desconocida y singular, de ahí que forme parte del programa especial de ‘La Noche de Adolfo Arjona’ que hemos querido llamar ‘Profesiones singulares’, cuyo audio completo acompaña a esta noticia.

Y, a pesar de su singularidad, es una profesión como otra cualquiera… o casi como otra cualquiera, porque Silvia bromea diciendo que la gente muere cuando le da la gana. “En mi profesión no tenemos un horario. Trabajas de día, de tarde, de noche, 24 horas seguidas o te pasas 72 horas sin trabajar. No hay un horario cuando no trabajas en una gran empresa. Simplemente trabajas cuando hay un fallecido”.

EL HUMOR DEL EMBALSAMADOR

Para Silvia un día de trabajo puede llegar a ser complicado o, por el contrario, ser incluso ‘ameno’. A veces trabaja en silencio porque asegura que el sonido de un cadáver llega a decir mucho. En otras ocasiones se acompaña de la radio o de música. “Siempre me ha gustado una música tranquila que me de serenidad y me ayude a conseguir un desprendimiento emocional de lo que está ocurriendo, pero hay compañeros a los que les gusta la música más alegre cuando trabajan. Y es que lo nuestro puede ser un trabajo alegre, aunque no lo parezca. Los tanatopraxores solemos tener buen humor”, asegura con una sonrisa dibujada en los labios y con la serenidad y dulzura que deja ver durante toda la conversación.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

OLORES DEL CUERPO

Aclara inmediatamente, porque no quiere que se la malinterprete, que hay situaciones y fallecidos que suponen un enorme desgaste emocional, pero que ese es su trabajo y se llega uno a acostumbrar. “Por supuesto paro y me detengo a comer si es la hora. Aunque no me quiero hacer la valiente, es cierto que hay situaciones y fallecidos que me impiden luego seguir comiendo. Hay una cosa muy curiosa, y es que, a veces, hay olores de un cadáver que me recuerdan al kiwi y no soy capaz de comerlo,nos descubre Silvia Arauzo.

Las circunstancias y el tiempo transcurrido, entre otras causas, pueden provocar que un cadáver desprenda olores más dulces o más ácidos, más suaves o más intensos. Curioso. Tanto como que a esta ‘profesional de la muerte’ le puedan recordar a alimentos tan apetecibles como un kiwi.

LO MÁS DOLOROSO

Haciendo gala de su profesionalidad, Silvia Arauzo no desvela identidades, pero sí relata cómo algunas familias le llegan a pedir cosas algo más singulares.Nosotros no juzgamos porque nos debemos al superviviente, a la familia, pero es cierto que a veces nos piden cosas como presentar al fallecido vestido de fútbol o con un vestido esperpéntico. Pero es nuestro trabajo. Lo que sí recuerdo como realmente doloroso fue la petición que me hicieron alguna vez de preparar a un bebé para presentarlo a caja abierta”,se sincera la invitada.

TRABAJA CON LA MUERTE

Podríamos creer que cuando una persona pasa el día (o la noche) trabajando con cadáveres, en lo último que piensa es en la muerte. Sin embargo, esta profesora de tanatopraxia recuerda que la muerte forma parte de la vida. “Siempre se piensa en la muerte. Trabajo con la muerte. Para y por la muerte. Ahora soy docente y les enseño a los alumnos cómo enfrentarse a la muerte porque forma parte de la vida. Al final tenemos que normalizarlo”, afirma rotundamente Silvia Arauzo.

Lo que no hace esta mujer es llevarse el trabajo a casa. Cuando llega a su hogar, se acabó hablar de cadáveres, ni embalsamamientos, ni maquillajes, ni presentaciones para el funeral. “No hablo en casa de mi trabajo por varios motivos. El primero, porque es ilegal, nos debemos a un código ético que implica un secreto profesional. Y, en segundo lugar, porque es la única forma de renovarme para el día siguiente”.

MÁS PROFESIONES SINGULARES

Si te ha parecido curioso el trabajo de una tanatopraxora como es Silvia Arauzo, no dejes de escuchar el audio completo del programa especial ‘Profesiones singulares’, porque vas a descubrir en qué consiste trabajar como catador de aguas, cuál es la labor de un grafólogo y de un perito calígrafo, o quién tiene como labor profesional conseguir el mejor olor a coche nuevo.


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar