COPE

LA NOCHE DE ADOLFO ARJONA

El motivo por el que fracasó el plan perfecto para matar a Stalin: "Una cruz mal colocada"

En "La Noche de Adolfo Arjona" descubrimos todos los detalles de la "Operación Zeppelin", que necesitó dos años de preparación y falló por un descuido del régimen nazi

Audio

COPE Andalucía

Málaga

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13 sep 2021

Era el plan perfecto para matar a Stalin. O al menos, eso pensó Alemania. El gran enemigo de Hitler se convirtió en el objetivo de la conocida como “Operación Zeppelin”.

El hombre destinado a matar a Stalin fue el ruso Piotr Ivanovich Shilo. Como le ha contado el historiador Jesús Hernández aAdolfo Arjona, durante dos años los hombres del Tercer Reich diseñaron un plan aparentemente perfecto.

Josef Stalin

Josef Stalin


Según el historiador y autor de “Operaciones secretas de la II Guerra Mundial”, el ruso fue elegido porque “se creía que tenía cuentas pendientes con el Régimen soviético. Por este motivo, decidió unirse a los nazis”. Por tanto, pensaron que era el hombre perfecto para hacerse pasar por un soldado con honores de Estado.

EL PLAN PERFECTO... QUE RESULTÓ NO SERLO

La "Operación Zeppelin" requería un entrenamiento muy duro. Además del manejo de explosivos y entrenamientos de defensa personal, hubo uno en el que insistieron especialmente. Shilo debía desarrollar una extraordinaria resistencia psicológica para afrontar situaciones de estrés y tensión. Y es que debía manterer la cabeza fría en todo momento.

Para que su testimonio fuera creíble ante los hombres de Stalin, le hirieron en el muslo y en el vientre para que tuviera cicatrices. Aunque los alemanes querían ir más allá. Creían que si un héroe de la URSS cojeaba, sería más verosimil, así que le cortarían la pierna. Sin embargo, el espía se negó y finalmente no fue necesario.

CÓMO MATAR A STALIN

Pero Piotr Ivanovich Shilo no actuaría solo en la "Operación Zeppelin". Lidia Silova lo acompañaría. La conoció, se enamoraron y él la convenció para que participase también la misión. En un primer momento, los alemanes se mostraron reticentes a que ella actuara. Aunque finalmente, cedieron.

Pasaba el tiempo y el plan estaba cada vez más definido. Querían que la pareja llegara hasta el Kremlin y accediera hasta el lugar donde se encontraba Stalin. Lo asesinarían con balas envenenadas.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado



Si no podían acceder al Kremlim, se desplazarían al cuartel general de Stalin situado en una estación de metro. Durante el recorrido, podrían cazarlo. Además del arma, el ruso llevaba unas granadas en miniatura y una mina.

Si conseguían finalmente asesinar a Stalin, ¿Cómo podrían salir de alli con vida ? Según Jesús Hernández, “tendrían que permanecer de forma clandestina en Moscú y allí esperar a que amainase la tormenta.” Y le ha reconocido a Adolfo Arjonaque nunca hubo un plan para la fuga.

UN CABO SUELTO QUE LOS DELATARÍA

Tras veinticuatro meses, llegó el momento. La pareja viajó en un avión. Con ellos portaban una moto con sidecar con la que se desplazarían por la URSS. El aterrizaje presentó algunos contratiempos inesperados. Tenían previsto aterrizar en un campo cerca de Moscú pero había unas trincheras y el avión se estrelló. Los espías huyeron rápidamente con el sidecar antes de que llegaron los soldados rusos.

Tras el incidente, empredieron su viaje por carretera. El primer control lo superaron. Ivanovich mató al guardia a sangre fría y siguieron con el plan.

El Tercer Reich fracasó en su intento de asesinar a Stalin

El Tercer Reich fracasó en su intento de asesinar a Stalin


En el segundo control no hubo tanta suerte. Llevaban los uniformes secos, y se despertaron las primeras sospechas entre los guardias. Pero si hubo algo que los delató fue la Cruz de Honor que el supuesto soldado ruso llevaba en el uniforme. La insignia era idéntica a las originales, pero estaba en un lugar equivocado. Tras una preparación tan meticolusoa de dos años, este detalle no se tuvo en cuenta. Entonces no pudieron escapar.

Tras la captura, fueron interrogados y encarcelados.Una vez terminada la II Guerra Mundial , los sovéticos los utilizaron desde el NKDV para sus servicios. Ivanovich y su pareja fueron espías durante la Guerra Fría. Y así fue como se pasaron de un bando al contrario sin hacer mucho ruido... y lo más importante, sin despertar demasiadas sospechas.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:

Descubrimos quiénes tienen acceso a los archivos secretos del Estado: “¿El Rey y el Presidente del Gobierno?”

El agente de la DEA, Javier Peña, recuerda el objetivo más cruel de Pablo Escobar: "El avión 203 de Avianca"








Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo