500 años de La Habana: curiosidades que unen España con Cuba

La villa de San Cristóbal de La Habana, una de las siete villas fundadas por España en Cuba

Audio

 

Nnang Nvono Eyang

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:54

El aniversario de los 500 años de la fundación de la ciudad de La Habana, hace que viajemos a través de la historia para descubrir otras anécdotas e historias de un país que fue provincia española hasta 1898, cunado obtuvo la independencia.

Del 11 al 14 de noviembre, los Reyes de España visitaron Cuba, una manera de seguir mostrando el cariño que existe entre las dos naciones en relación a la historia que las une.

Nos remontamos a 1519 cuando Diego Velázquez cambió el asentamiento de La Villa de San Cristóbal de La Habana, para fundar La Habana en su actual ubicación, una ciudad que se fundó con el objetivo de proteger el territorio frente a las amenazas costeras. Estas villas, son aspectos que forman parte de los primeros años de la presencia española en Cuba.

La historia del primer ferrocarril español también lo encontramos en Cuba. Se inauguró en 1837 un 19 noviembre, hacía la línea La habana -Günes, entre La Habana y Bejucal. Gustavo de la Torre, presidente de la Federación de Cubanos en España, nos asegura que “había dos líneas de trenes, una destinada para pasajeros y sus equipajes, y la otra para exclusivamente para mercancías, cañas de azúcar que se llevaban a centrales y demás. El ferrocarril trajo un desarrollo económico a lo que era La Habana, porque influía en el comercio y hacía llegar los productos a diferentes puntos de Cuba”.

Cuba llegó a ser el mayor productor de azúcar en el mundo, hasta el extremo de que Estados Unidos le compraba el 95% de toda su producción; algo que en el fondo no le gustaba a la actual potencia que no dudará en declararle la guerra a España, para hacerse con el control de la isla.

Del último día de España en Cuba, 1 de enero de 1898, nos asegura José Luís Orella, Profesor de Historia de la Universidad Ceu San Pablo de Madrid, que “había una fuerte conflictividad, con revueltas, con partidas de cubanos que se habían levantado en favor de proclamar una independencia en la isla, lo que cambiará el curso de la guerra será el apoyo estadounidense. España que en estos momentos se creía otra potencia, subestimó el potencial de Estados Unidos”.

Finalmente España terminó perdiendo Cuba y renunciando a todo a través del Tratado de París o mejor dicho, la imposición de Estados Unidos, ya que en este acto también perdió los territorios de Filipinas, Guam y Puerto Rico.

A pesar del tiempo transcurrido, es bueno saber que los lazos que unen España con el país caribeño se reflejan en muchos aspectos culturales. “Tenemos cuestiones culturales que resaltan hoy en día con regiones como Andalucía, Cataluña, Asturias o Galicia. Tanto en la música, la danza y en la literatura”, afirma Gustavo.

Un recorrido sobre la historia de La Habana en el aniversario de los 500 años de su fundación.

Lo más