Correas: "El encuentro de Ábalos con Delcy Rodríguez fue una pillada, no estaba en el guión de Sánchez"

Ya puedes escuchar el monólogo de Ángel Correas de este sábado 25 de enero de 2020

Audio

 

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:40

El Gobierno de coalición de Pedro Sánchez lleva activo menos de 15 días y no sale de una y se mete en otra. En menos de dos semanas hemos hablado del Pin Parental, del nombramiento como Fiscal General de una señora que hace un mes era la ministra de Justicia, de rebajar el delito de sedición en el Código Penal ahora que están condenados Junqueras y compañía, de mantener una reunión con Quim Torra a pesar de que el Supremo ratifique la decisión de retirarle el acta como diputado y por tanto la condición para ser presidente de la Generalitat. La verdad es que no les falta trabajo en Moncloa a la hora de sortear polémicas en menos de dos semanas.

Pero todos estos asuntos tienen algo en común. Estaban previstos, más o menos calculados, había y hay una estrategia a la hora de enfrentarse a ellas. Entraban dentro del guión.

La que estamos viviendo en las ultimas horas a propósito de Venezuela, no. No entraba dentro del guión y ha pillado con el pié cambiado.

Lo de ábalos no entraba dentro del guión y ha pillado a Sánchez con el pié cambiado

Lo que no entraba dentro del guión era que se hiciera público el encuentro del Ministro de Transportes y Movilidad y hombre de confianza del presidente, José Luis Ábalos con la número dos de Nicolás Maduro, Delcy RodríguezEncuentro de madrugada, el pasado Lunes, en la sala VIP del aeropuerto de Barajas y con una de las 25 personas del régimen de Maduro que tiene prohibida la entrada en la Unión Europea. Justo en el momento en el que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, está en Europa y a punto de visitar España donde no se le quiere hacer la foto con Sánchez a pesar de que su legitimidad ha sido reconocida por el Gobierno de España.

Lo de Barajas no estaba en el guión. Es lo que se dice popularmente una pillada. Así que el Ministro Ábalos ha dado desde el jueves en la tarde noche hasta cuatro versiones diferentes de lo ocurrido en apenas 24 horas

Primero dijo que no hubo reunión. Luego un contacto informal, después que fue "saludo forzado" y la cuarta que intentó que no bajara del avión porque se lo había pedido Marlaska. Todos estas explicaciones con sus correspondientes estados de ánimo, del cabreo monumental por la filtración a la contención a sus últimas declaraciones de hace unas horas. Al final se encontró con ella de forma casual. El fue esa madrugada a recibir al ministro venezolano de Turismo y este le pidió que saludara a la vicepresidenta. Según Ábalos no podía hacer otra cosa y salió como pudo recordando que no podía acceder a territorio Europeo. Un papelón vaya.

Es la cuarta versión, encuentro fortuito. Un saludo, un encuentro breve que según cita hoy ABC duró 45 minutos. Según el Mundo tampoco que una sorpresa que estuviera allí la vicepresidenta de Maduro. Se había avisado y Policía y Guardia Civil andaban pendientes por la prohibición de entrar en espacio Shengen. No lo hizo, pero si estuvo en al zona VIP.

Ábalos niega cualquier otra circunstancia o motivación del encuentro, pero ya es casualidad que todo coincida con la vista de Juan Guaidó a España, con Pedro Sánchez ausente de Madrid, evitando la foto y con el aliado de Maduro, Podemos, ocupando puestos en el Consejo de Ministros y en buena medida condicionando la actitud de Sánchez en todo este asunto.

La oposición pide la dimisión del ministro Ábalos al tiempo que prepara en Madrid un recibimiento con todos los honores para Juan Guaidó. Recibirá las Llaves de la ciudad de Madrid y la medalla Internacional de la Comunidad, ambas administraciones en manos del PP con el apoyo de C's y VOX. A partir de las 6 de la tarde está convocada la concentración en la Puerta del Sol con los Venezolanos que han tenido que dejar su país en los últimos años. Este dato es ilustrativo. Más de 40.000 ciudadanos de Venezuela han recibido asilo en España en el último año.

Guaidó mantiene ese encuentro con buena parte de esta comunidad en España en la Puerta del Sol. En buena medida para intentar revitalizar su causa, que ha perdido fuelle en lo últimos meses. Hoy puede tener una buena oportunidad

Y, ¿dónde estará hoy el presidente Sánchez? Esta mañana va a visitar Murcia, la provincia de Castellón y a primera hora de la tarde también Teruel tras el paso del temporal Gloria. Es lo que tiene que hacer. Después vuelo a Málaga para ir a la ceremonia de los Goya. Agenda completa y si no está completa se rellena, no habrá foto con Guaidó que sí se podría reunir con la ministra de Exteriores.

Guaidó se ha reunido en estos días con Macron, con Merkel, con Borís Johnson, con el canciller austriaco... Hoy llegará a España, el país europeo con lazos evidentes con Venezuela, que debería ser la referencia en Europa para latinoamérica. Y aquí no habrá ni reunión, ni saludo, ni foto, a pesar de que se le ha reconocido su autoridad. Estados Unidos aporta su grano de pimienta y dice que tiene muchas preguntas que hacer al Gobierno español.

En todo esto Podemos, la verdad, es que tiene una postura coherente, apoyan a Maduro y su régimen. Pero el PSOE va dando volantazos. Buena prueba de ello es la reacción de Ábalos y por ejemplo, que dos ex presidentes socialistas como Rodríguez Zapatero y Felipe González defiendan dos posturas completamente antagónicas sobre la visita de Guaidó y el tratamiento que debe recibir.

Claro está, que este PSOE, es una réplica, una mutación del PSOE de Zapatero quien considera acertado dar plantón al presidente encargado de Venezuela.

En directo

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar