COPE

Marruecos reabre sus fronteras con Ceuta y Melilla

Los pasos fronterizos de El Tarajal y Beni-Enzar vuelven a abrir justo un año después de que se produjera la mayor crisis migratoria en nuestro país en la ciudad autónoma de Ceuta.

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:09

Dos años, dos meses y cuatro días. Ese es el tiempo que ha tenido que pasar hasta reabrir la frontera entre Marruecos y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Una reapertura que se ha producido a las doce de la noche y que se ha celebrado con caras de felicidad, cánticos y rezos por parte de centenares de marroquíes que esperaban expectantes para poder entrar a suelo español. Y es que tanto El Tarajal en Ceuta como el paso de Beni-Enzar, el más importante de los cuatro que conectan Melilla con Marruecos, llevaba cerrado desde el 13 de marzo de 2020, debido a la pandemia.

Pasada la medianoche decenas de personas empezaban a entrar poco a poco por la parte marroquí, un paso que luce nuevas cabinas, sistemas captación de huellas dactilares y cámaras en el chequeo de los pasaportes. Por ahora y durante esta primera fase, tan solo podrán cruzar esta frontera los ciudadanos y residentes en la Unión Europea y a aquellas personas autorizadas a circular en el espacio Schengen. Además no se puede pasar ni una sola mercancía. Será a partir del 31 de mayo cuando se permita el acceso a los trabajadores transfronterizos.

Pero que se abra precisamente hoy, 17 de mayo no es ninguna casualidad. Todo está pensado al milímetro por parte de Marruecos. Seguro que te acuerdas porque tal día como hoy hace un año vivíamos una de las peores crisis migratorias que se recuerdan.

El paso de El Tarajal se convertía en un escenario dramático, lleno de chavales que cruzaban a nado para llegar a nuestro país y con blindados del ejército en las playas para poder sofocar la llegada de unos doce mil inmigrantes. Una avalancha de inmigrantes se lanzaron al mar para rodear el espigón y poder entrar en suelo español. Por un lado había miles de chavales desparramados, hambrientos, sucios y perdidos pretendiendo llegar a Europa. Por otro, guardias civiles, policías y militares aguantaban las pedradas y sacaban a la gente del mar.

Precisamente hoy hemos conocido una operación policial en la que se han detenido a once personas por traficar con migrantes marroquíes llevándolos desde Ceuta hasta la costa de Cádiz. Llegaron a pasar a unos 160 inmigrantes a bordo de embarcaciones y motos de agua y de ellos 60 eran menores.

Desde la medianoche, que se ha vuelto a abrir la frontera, un total de 3.600 personas y más de mil vehículos han pasado de Ceuta y Melilla a Marruecos durante las primeras doce horas. Para muchos de sus ciudadanos es un día histórico porque supone la vuelta a la normalidad en el comercio con el país vecino.

Lo que ya es un hecho es el final del llamado porteo, el comercio atípico de mercancías desde las ciudades autónomas a las zonas marroquíes colindantes y que movía entre 1.500 y 2.000 millones de euros al año. Aún así solamente con la presencia y el paso de personas por este paso supone una inyección económica para muchos comercios.

Eso en cuanto al aspecto económico pero también hay que analizar el de la seguridad. Y es que este cierre de fronteras ha sido un periodo que el Gobierno español ha utilizado para poder sustituir en las vallas fronterizas las concertinas por el conocido “peine invertido”. Por cierto que aún 4 de los 14 kilómetros sigue desprotegido en Melilla.

Hoy hemos hablado de la reapertura de las fronteras de Marruecos con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Mucha expectación y emoción para ambos lados de una frontera que ha relajado su presión migratoria. Nada que ver tiene la imagen de hoy con la que se cumple hace un año, en Ceuta, en el peor episodio migratorio que ha vivido esta ciudad autónoma.




  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar