COPE

El convento que se ha convertido en casa de acogida para niños: "Queremos que sea un hogar"

Mons. Arturo Ros, obispo auxiliar de Valencia, ha presentado el nuevo hogar de acogida apra niños de la diócesis

Audio

 

cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:55

Lo que era un antiguo convento de dominicas es ahora un "hogar" para todos esos niños... que no lo tienen. El obispo auxiliar de Valencia mons. Arturo Ros ha presentado este proyecto en Herrera en COPE y ha querio remarcar la "necesidad" que existe en España de lugares como este.

Según Cáritas Valencia "el 36% de las personas que acuden en su ayuda en la diócesis son menores", relata el obispo. Este gran problema de la sociedad, unido a la experiencia de mons. Arturo Ros en algunos centros de menores en Valencia, hicieron que surgiera la idea de "crear un hogar para ellos en Torrent", un proyecto pionero entre las diócesis españolas.

El obispo explica que "regresaba a casa herido y enfadado" tras poder comprobar con sus ojos las dramáticas situaciones que viven los menores. "No hay derecho a que los niños no tengan una infancia feliz" y por eso, junto a su Cáritas diocesana decidieron poner en práctica esa ayuda tan necesaria.

No fue fácil, "me decían 'estás loco, ¿te la vas a jugar por esto? Y estoy dispuesto a jugarme la vida", eso sí, hoy asegura que "ha merecido la pena". "Es casi una obsesión del corazón, el deseo de que los niños sean felices. Que sean felices".

Queremos que la casa sea su familia

La pobreza infantil es una realidad "muy emergente. El número de niños en régimen de tutela es cada vez mayor y la posibilidad de acogimeinto es insuficiente. Es grave y preocupeante y tenemos que responder a eso por necesidad". Mons. Arturo Ros explica que la diócesis ha realizado un desembolso importante para renovar el antiguo convento y convertirlo en lo que llama constantemente "un hogar"

"Es un hogar de hogares", cuenta el obispo, con "sus cuartos de baño, cocina, su salón... Hacen una vida en su hogar, las comidas, las cenas el descanso, les acompaña un educador... y hacen actividades conjuntas. Queremos que la casa sea su familia, donde ellos conviven y hacen ese camino".

El hogar ya cuenta con todos los permisos que necesitaban y ya está en funcionamiento con la posibilidad de acoger a tres decenas de niños, aquellos que estipule la Consellería. Es entonces cuando los niños comienzan un proceso que a veces puede ser largo: "Que los niños tengan un hogar, se sientan queridos y establecer un proceso con ellos para prepararles para el futuro. Darles lo que necesitan y merecen. Queremos que los niños vivan".

Mons. Arturo Ros termina la entrevista con Carlos Herrera lanzando una cuestión muy importante: ¿Qué es lo que falta en la sociedad?: "Corazón y ternura. Y es la esencia de la casa que yo quiero. Aquí hay psicólogos, hay trabajadores sociales, integradores, un proceso muy elaborado para los niños. Pero lo que realmente cambia las vidas de los demás, es el corazon".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar