Boletín

Herrera: "Sánchez es un ridículo que atribuye la cita más célebre de Fray Luis de León a San Juan de la Cruz"

La primera decisión de Estado que tomó el presidente fue cambiar el colchón de su habitación en La Moncloa

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 10:59

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Ya son las 8 de la mañana. ¡Vaya por Dios! ¡Qué tarde se ha hecho! 8 de la mañana del miércoles 20 de febrero del 2019. Es decir, un poquito nuboso salvo en Galicia, en Canarias donde podría llover. En el resto, el tiempo es estable, la jornada es agradable. Hoy habido superluna. Una superluna de nieve. La más grande, la más brillante de los últimos 7 años porque se ha acercado bastante a la Tierra, que se veía un 15% más grande. Para los lunáticos, eso les habrá entusiasmado porque hay gente que se te queda mirando a la luna, no al dedo, a la luna durante media noche, eh. Luego les crece el pelo y se vuelven lobos.

Bueno, hemos comenzado a las 6 de la mañana por consejo de Ángela Sánchez, que es la editorialista de este programa, hablando del alipori, ¿te acuerdas? De Eugenio D'Ors hablaba del alipori. La vergüenza ajena. Y el alipori es una figura muy común. Alfonso Ussía también habla mucho del alipori muchas veces. Puso muy de moda esa expresión de alipori por cómo ha comenzado la campaña nuestro ínclito Pedro Sánchez.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Miren, el viernes, hoy lo cuenta algún comentarista en la prensa, una comentarista en la prensa, llegan unas flores a la redacción el día de después de San Valentín a mí. A mí, que claro, yo digo... Es verdad que el día después de San Valentín es San Pantineta, que es un Santo que en Mataró se celebra mucho porque era el pobre, el Valentín pobre, y entonces... Bueno, pero digo, ay, carambas, ¿quién me ha enviado a mí las flores? ¡Qué ilusión, con mi edad y siendo mocito! Yo ya pensé, a ver, igual hay alguna admiradora secreta, oculta bajo... Y en las flores no llevaban nombre. Y dije yo: ¡Qué misterio! Me gustan los misterios.

El texto era de estos que era de fotocopias, o sea que... Algo me dice que no sólo han enviado las flores aquí a esta relación. Sí, sí. Y al poco llega una llamada de Moncloa, que no atiendo yo personalmente, que atienden María Luisa Núñez, que dice: “Oye, es muy importante, el presidente quiere proponerle a Carlos que venga a una reunión que vamos a tener petit comité de 'influencers'”.

Entonces, claro, digo, dos sorpresas en el mismo día. Primero me mandan flores y segundo me llaman 'influencer'. Digo, ¿esto? ¡Dios mío, cuántas cosas están empezando a pasar en mi vida a estas alturas! Y digo, dale las gracias, no puedo ir, pero bueno, que si quiere venga él que también es 'influencer', aquí el estudio y yo le hago una entrevista. Le doy más tiempo que Televisión Española. Callada por respuesta.

Luego resulta que esa reunión de 'influencers' no era una reunión de 'influencers'. Era un mitin. Un mitin de inicio de campaña que daba Pedro Sánchez y en el que habían ido algunos que creían que eran 'influencers' y tenían que ir, por otra parte, porque igual quiere decir algo el presidente del Gobierno. Que va. Lo que hacía era presentar su campaña 'La España que te quiere'Es un lema, por cierto, que había utilizado Vox, el PP, etcétera, etcétera.

Y digo, o sea, la estrategia nueva es enviarme flores y luego llamarme 'influencer'. A mí y a 750000 más, claro. Le salió la campaña por un pico, lo de las flores. Pero vean ustedes qué ideas.

Y curiosamente también, ayer conocemos el libro que coincidiendo con el inicio de la campaña ha presentado Pedro Sánchez, que se llama 'Manual de resistencia', que no tiene desperdicio. Y ahí viene lo de alipori. El alipori es la vergüenza ajena porque no tiene ningún complejo. Bueno, no es que no tenga ningún complejo, es que Sánchez no tiene sentido del ridículo.

¿Por qué? Primero, porque no puede publicarse un libro más venial en los días de la vida como este 'Manual de resistencia'. Y luego, porque tiene tres o cuatro o cinco perlas así leídas de golpe. Ha habido quien se lo ha leído el libro ya. Lo ha vaciado y está desmenuzándolo. Yo reconozco, que me perdone Pedro Sánchez e Irene Lozano, quien lo haya escrito, que no lo sé, que no le he dedicado mucho tiempo.

Pero de una lectura así “por cima”, muy “por cima”, he encontrado cosas maravillosas como, por ejemplo, que la primera decisión de Estado que toma Pedro Sánchez cuando llega la Presidencia del Gobierno, le recuerdo que la primera que tomó Zapatero fue retirar las tropas de Irak, la primera decisión de Estado que toma es cambiar el colchón. Se supone que por uno viscoelástico. ¿Y por qué cambiar el colchón? Porque dos que duermen en el mismo colchón acaban con la misma opinión. Y en ese colchón había dormido Rajoy. Y vaya que un ácaro haciendo una peligrosísima exploración acabe en su cabeza y en su cabeza encuentre donde plantar y trasplante alguna idea de Rajoy. ¡Madre mía!

 

Otra de las mejores es cuando va a reunirse o coincide con los chóferes que había tenido en el Partido Socialista, cuando volvió el Partido Socialista, y dijo aquello de Garcilaso, ¿no? "En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme..." Y le dijo el chófer, “no, hombre, no es Garcilaso. Eso era del Quijote”. -”Ah, espérate, pues con cien cañones por banda, como dijo Bécquer". “No, tampoco hombre. Eso no es de Bécquer”. -”Pues me gustas cuando callas porque estás como ausente, que lo escribió Rilke después de haber aprendido español” -”Qué no, hombre, que no”. Dice: “Bueno. ya está. Como decíamos ayer, de San Juan de la Cruz”.

Bueno, a ver, confundir a San Juán de la Cruz y Fray Luis de León, pues... Puede ser un lapsus. De acuerdo. En lo que coincidían, además de que eran curas, de que eran... Bueno, curas, uno era agustino y el otro doctor de la Iglesia. Es que murieron en el mismo año. En 1591. Lo que pasa es que a Fray Luis, que era un agustino que le acusaron de traducir la Biblia a la lengua romance, que eso estaba prohibido, no me pregunten por qué porque no entro yo en la España del siglo XVI. Bueno, pues estuvo 4 años fuera y cuando volvió a clase dijo aquello de “como decíamos ayer”.

Claro, San Juan de la Cruz estaba escribiendo la 'Noche oscura del alma'. Son cosas distintas, pero él las mezcla. Pero bueno, todos esos errores los podemos cometer todos, pero es que este error lo ha cometido él si se lo ha dicho a Irene Lozano, Irene Lozano si lo ha escrito y luego, ¿qué corrector de pruebas le ha puesto Planeta a este hombre en el libro que no se da cuenta de que eso no lo había dicho San Juan sino San Luis? Y ni pizca de autocrítica. Ni pizca.

Es el tipo que cambió el PSOE para luego cambiar de España. Y muy indiscreto cuando habla del Rey. “El Rey ha pasado un fin de semana infernal dando vueltas para ver cómo podía hacer crecer de nuevo la tierra, para que creciera algo positivo donde otros habían pisoteado la hierba. Y entonces yo ya empezaba con las ansias. Enseguida nos reconocimos mutuamente como las personas que íbamos a sacar al país del riesgo del bloqueo. Ahora solemos hablar de manera regular. Su preocupación por Cataluña es enorme”. Ay señor, me tengo que volver al colutorio. Un momento.

Lo más