'Herrera en COPE'

Herráiz: "Una semana el taxi en huelga y aún no ha hablado Ábalos. ¿Imagináis si esto le pasa a De la Serna?"

 

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 11:35

Las 8, las 7 en Canarias:

Muy buenos días. Les habla Antonio Herráiz en nombre de todo el equipo de 'Herrera en COPE'. Mañana a esta hora en puntos de Andalucía, en el valle del Guadalquivir, en puntos del sur de Casrilla-La Mancha, en el valle del Guadiana, no habrán conseguido bajar de los 25 grados de mínima en toda la noche, eh. Es la previsión de la gran ola de calor de verano que según la AEMET va a acompañarnos de miércoles a domingo. Y las máximas van a llegar hasta los 45 grados. Estamos advertidos, sí, y comienza a notarse. Es verano. Es normal, y también ha hecho calor.

Hasta ahora lo han notado principalmente en el sur, en Levante, el centro de la península, Madrid y Toledo. Ayer, por cierto, en Aragón llegaron a los 40 grados en muchos puntos de la comunidad. Pero lo que llega es para ponerse a cubierto. De momento hoy sol, calor en la mitad sur. Y en el Cantábrico se esperan cielos nubosos con precipitaciones más intensas en la parte oriental, en el norte del País Vasco. No se descartan tampoco chubascos en el norte de Galicia.

ESCUCHA  AQUÍ EL ANÁLISIS DE HERRÁIZ EN ESTE MARTES 31 DE JULIO 

Bueno, en los dos asuntos que más preocupan en las últimas horas hay avances, pero podemos decir que son insignificantes o, mejor, insuficientes porque en lo esencial todo sigue prácticamente igual. ¿Qué está pasando en el conflicto del taxi? Por lo primero que contar es que las principales asociaciones mantienen la huelga. Se va a prolongar, al menos, hasta mañana, y amenazan con extenderla hasta el viernes. Así que se repite la imagen de las últimas horas. Ya saben, infraestructuras clave como eropuertos, como estaciones de tren, sin taxis. Y también, que es lo que igual más te afecta a ti, en los puntos neurálgicos, las arterias principales de las capitales que están colapsadas. En Barcelona, la Gran Vía y el Paseo de Gracia. En Madrid, el Paseo de la Castellana.

¿Cómo se encuentra la negociación? Por los taxistas están reconociendo avances en las últimas horas. Admiten varios compromisos del Gobierno, pero que no son suficientes. Su principal reclamo es que el Gobierno transfiera a los Ayuntamiento las competencias de los VTC, de esos vehículos privados con conductor que ahora mismo están en manos de Fomento. Y los taxistas querían que Pedro Sánchez, el Gobierno, lo hicieran de manera inmediata en el Consejo de Ministros de este mismo viernes. Esto no se va a producir. El Ejecutivo se compromete a tramitar ese traspaso de competencias, en principio a las comunidades autónomas, ya veríamos si después acaban en manos de los ayuntamientos, pero en todo caso esto no se va a probar hasta el mes de septiembre. Los taxistas dicen que sí, que es un avance, que es un compromiso, pero que con la que está montada en la calle y que con la presión que están ejerciendo no van a dar un paso atrás.

Y esa proporcionalidad ya la conocen. Es una licencia de VTC por cada 30 taxis. Algo que no se está cumpliendo en estos momentos porque si en España hay 65.000 licencias de taxi por cerca de 9.000 de VTC, los números no salen. El que hablaba es Tito Álvarez, portavoz del sindicato Elite Taxi, que es una de las caras de la protesta de los taxistas. Y sí, la huelga sigue.

Hoy es el turno de los representantes de la patronal que agrupa a Uber y Cabify y su postura, lógicamente, choca de plano con la de los taxistas. Ellos quieren acabar con lo que considera un monopolio, y en la reunión de hoy en Fomento va a estar Eduardo Martín, presidente de Unauto, que antes pasaba por los micrófonos de la cadena COPE.

Está claro que cualquier solución no va a contentar a las dos partes. Y es evidente también que aunque los taxistas consigan todas sus demandas, su imagen va a salir muy, muy deteriorada de este conflicto por los episodios de violencia y también por los perjuicios que están generando a los ciudadanos.

Por cierto, un dato para la reflexión. Todo esto se desata hace aproximadamente una semana. De huelga llevan los taxistas 5 días en Barcelona, uno menos en Madrid, y no hemos escuchado hasta ahora al ministro de Fomento, José Luis Ábalos. ¿Imaginan si esto le pasa a Íñigo de la Serna o Ana Pastor al frente de Fomento?

 

Bueno, del otro gran asunto, en el de la inmigración, tampoco hay avances. Ya nos gustaría. Más aún porque hemos entrado en ese bucle de las declaraciones rimbombantes. La primera, el ministro del Interior, que dice que la situación es de emergencia y que las saturación en los lugares donde llegan de forma masiva los inmigrantes es responsabilidad del Gobierno de Rajoy por no tener previsión.

También Grande-Marlaska, por cierto, dijo que no había colapso y después ha tenido que reconocer esa situación de emergencia que el Gobierno trata de abordar, en primer lugar, mirando a Bruselas, pidiendo ayuda a la Comisión Europea. 35 millones de euros que irían a parar a atender a los inmigrantes que están llegando a nuestras costas. Y también, y esto es lo fundamental, o parte de lo esencial, a Marruecos para que refuerce las fronteras.

Marlaska mira al PP, la ministra de Trabajo e Inmigraciones desliza que el PP, que el que defienda que en España no haya papeles para todos o que esta, recupere esta cuestión, porque es una realidad, en España no hay papeles para todos, pero como no es políticamente correcto pues enseguida sale esos calificativos de racista y de xenófobo.

Ya saben que es la postura del presidente del PP, la postura de Pablo Casado, denuncia que todos los gestos que ha hecho el Gobierno hasta ahora en el tema de inmigración están cargados de demagogia.

Y aquí como en todo, es importante escuchar a los que están en el día a día, los que salvan a los inmigrantes en alta mar y también los que sufren avalanchas en la frontera de Ceuta y Melilla poniendo en peligro su propia integridad física. Son los policías y los guardias civiles y se sienten desprotegidos. Lo denunciaban COPE el portavoz de la Asociación Española de Guardias Civiles, Raúl Lobato.

 

Y precisamente, la buena noticia del día, nos la traen los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. En concreto, la Policía Nacional. Porque el pasado lunes 23 de julio en la cárcel cántabra de El Dueso esperaban la llegada de un asesino y de un violador. Se llama Guillermo Fernández Bueno y cumple la condena de 36 años en esta prisión de Santoña por violar a dos mujeres y asesinar a una de ellas. Allí lleva 17 años y ya había disfrutado de varios permisos, pero en el último, de 7 días, no volvió. Desde entonces se le ha estado buscando, poniendo el foco en una mujer. Se llama Elena, es educadora social, es la pareja del preso y se conocieron durante su estancia en la antigua prisión provincial de Santander.

Al conocer que Guillermo no había vuelto a la cárcel llamaron a Elena, la Policía llamó a Elena, no cogió el teléfono. En casa de sus padres tampoco se encontraba. Y a partir de ahí se inició una búsqueda que ha acabado con la mejor noticia. Decimos, Guillermo Fernández Bueno ha sido detenido cuando intentaba cruzar la frontera entre Senegal y Gambia. A los agentes les ha extrañado que haya utilizado la vía africana. Eso sí, no les ha sorprendido nada que viajaba, que se había fugado, con su pareja. Con Elena.

 

Lo más