Audio

Herrera a las 8, lunes 20 de abril de 2020

El jefe del Estado Mayor aseguró que trabajan para "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno"

Tiempo de lectura: 6Actualizado 09:10

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!
Es el día número 37 del confinamiento. A la espera del efecto fin de semana, la meseta parece que se ha inclinado un poco para abajo. La Sanidad española le sigue doblando el pulso a la enfermedad, al coronavirus, aunque a un ritmo muy lento. Muy lento. Ayer 410 fallecidos, que es la cifra más baja desde hace un mes, es decir, la enfermedad no avanza, retrocede pero a un ritmo insoportablemennte lento.
Sánchez nos anunció tres cosas en su Aló presidente, otros 15 días de prórroga, el que los niños puedan salir a la calle a partir del próximo lunes 27, aunque con restriccciones, y el levantamiento de las medidas de confinamiento de la población que se haga de manera simétrica, lo cual parece razonable.  Hay lugares en España, península, archipiélagos o ciudades autónomas, donde la incidencia es mucho menor que en otras. Parece más razonable que empiecen a salir aquellos donde es mucho menor.
Todos, la verdad que comunidades autónomas, ayuntamientos, han pedido un protocolo claro, muy claro, con datos fiables sobre la evolución de la enfermedad en los territorios. Entonces, un plan claro y datos fiables y Gobierno de Sánchez son elementos que juntos rebotan, se repelen, así que habrá que ver eso cómo se hace.
Ayer el Gobierno siguió lanzando globos sondas al sugerir que también podrían levantarse las restricciones a la movilidad de gente mayor e, insluso, deportistas, algo que solicitaron alhgunos dirigentes autonómicos porque España es el país europeo con restriccones más exigentes a la movilidad, es decir, no se puede obviar el hecho de que la situación en estos momentos dista mucho de ser la que vivimos hace 15 días, con lo cual, bueno, es lógico pensar que de mucho miedo porque da miedo. Efectivamente, algunas medidas de empiezan a tomar ya.
El BOE publicó anoche el decreto por el que se establece el precio máximo para la venta de mascarillas al público. Unas mascarillas que según cuenta hoy el diario El Mundo todavía no han llegado a un tercio de la población.
Y hoy hablarán Sánchez y Casado, se enmarca dentro de la campaña que ha lanzado el Gobierno para conseguir un gran pacto de Estado cara a la recostrucción, pero el pacto o la oferta no ha pasado de ahí, del titular. El truco de propaganda sn ningún sentido, sin ningún contenido concreto.
Durante esta crisis Sánchez ha ignorado absolutamente a la oposición, a la que ha pedido que aprobara los decretos de prórroga de los Estados de Alarma, algo que, por cierto, no han hecho los socios parlamentarios del Gobierno, lo cual es muy llamativo. Sánchez quiere que Casado lo apoye, peor no dice ni en qué ni para qué ni con qué objetivos ni con qué políticas.
Casado no puede ni debe dar su apoyo sin garantías a un Gobierno donde se percibe con inquietud la creciente influencia de los postulados bolivarianos, comunistas de Podemos. Pactar está muy bien, pero, hombre, a todos los ciudadanos nos gustan los pactos de Estado porque, es algo que se refleja en todas las encuestas, porque elimina tensiones de la vida política y son duraderos, pueden ser estables, pero ahí no se ha visto nada todavía de las propuestas de Sánchez, que quiere tener sentado en la misma mesa a Pablo Iglesias, a ERC, a Pablo Casado para que Pablo Casado le de el bálsamo de moderación. Bueno, pues, hombre, así no. Me da la sensación de que así no.
Y ayer a cuentas de esta frase de ir a por el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil en rueda de prensa, la que se formó, pollito. Escuchen.
"Minimizar ese clima de crítica de la gestión de la crisis hecha por el Gobierno". 0 es un exceso de sinceridad o es un resbalón de inexperiencia. Un lapsus no me lo creo porque eso está escrito que, además, plantea varias preguntas. A ver, ¿cómo se hace eso? ¿Cómo entra la Guardia Civil en la libertad de crítica y minimiza los efectos de la misma?
Supongo que el altavoz público, medios de comunicación o en redes sociales, es que no lo sé. Pero aquí en el que no hay que poner la vista es en el general, es en el ministro del Interior, asi que Marlaska, vamos a ver, juez admirado y respetado desde luego por mí, con los ojos cerrados, pero vamos... Marlaska, el mismo que no tiene nada de lo que arrepentirse en esta crisis, monitorízame, apunta todo lo que voy a decir para enviárselo a tu excolega Dolores Delgado, la fiscal general del Estado, para que actúe de la manera que estime más pertinente y más represiva, por supuesto.
Monitorízame porque lo que voy a decir influye en el clima de opinión contra la gestión del Gobierno y mi interés es que influya, que al parecer es lo que más preocupa y lo que andáis olisqueando en redes sociales.
El desmentido que hiciste ayer de las palabras del general de la Guardia Civil eso fue una forma de dejar a un subordinado a los pies de los caballos. Eso no se hace. El general de la Guardia Civil no se equivocó ni tuvo un lapsus porque, de hecho, en las imágenes se ve cómo lee el papel que algún idiota del Ministerio le habrá preparado. A lo mejor improvisó algo, añadió más de lo debido, pero no se equivocó. Si hubo un lapsus fue decir la verdad y no el mentir con descaro que es la tónica general de todo el Gobierno: del presidente a la mayoría de los ministros.
Mira, ayer leyendo, es lo que tiene leer periódicos, leyendo la edición de ayer del diario El País, "los expertos de la Oficina de Coordinación Cibernética del Ministerio del Interior han reportado desde la entrada en vigor del estado de alarma 291 eventos de desinformación o ciberbulos de relevancia. Se trata de mensajes falsos difundidos en internet y las redes sociales que van desde teorías conspiratorias hasta narrativas que buscan perjudicar la imagen del Gobierno". Diario El País, ayer, mucho antes de que hablara el general, y la información la firma un periodista de los que yo me fío, que tiene muy buenas fuentes en Interior, que es Óscar López-Fonseca. 
No fue un lapsus. El lunes pasado, Marlaska, tú mismo confirmaste que se estaban monitorizando las redes sociales para detectar a quienes intoxican o crean desasosiego o alarma. 
No fue un lapsus del genral como no lo fue que el CIS preguntara por la conveniencia de sondear sobre la vuelta al Nodo, es decir, aplicar censura de que solo hubiera una fuente oficial y tampoco fue un lapsus que desde la Fiscalía General del Estado se filtrara que se le pueden aplicar a los bulos en las redes siste tipos delictivos.
Aquí lo que hay es una clara tendencia a aprovechar una situcion de excepcionalidad por enfermedad para intentar amordazar las opiniones críticas contra el Gobierno. Lo que hay es una tendencia a utilizar el Estado de Alarma por la enfermedad para imponer un comportamiento arbitrario y punitivo a la sociedad.
Porque hasta ahora la izquierda contaba con el monopolio del discurso del odio en las redes sociales y cuando se denunciaban a personajes como a Valtonic o los que humillaban a las víctimas de ETA,a los que celebraban la muerte de un torero, a los que injuriaban al jefe del Estado, entonces no hacíais nada ni os preocupábais de nada. La sagrada libertad de expresión. Cuando los independentistas catalanes mentían y mentían en las redes denigrando sistemáticamente a nuestro país tampoco decíais nada, tampoco monitorizábais nada. Ahora cuando se roto el monopolio de la extrema izquierda en las redes es cuando os asustáis.
A los usuarios de las redes no le podéis dar 15 millones para que sigan vuestras consignas. ¿Me has monitorizado?  Pues queda una cosas más. La aplicación de la Ley Mordaza, esa ley que íbais a derogar es tan arbitraria y falta de garantías jurídicas para los derechos de los ciudadanos que desde la Abogacía del Estado hasta el Derfensor del Pueblo, asociaciones de juristas están advirtiendo sobre los excesos de ese estado de alarma y el régimen punitivo. Como la gente se ponga a recurrir esas multas, van a quedar archivadas por arbitrariedad. Ya lo verás-
Y ahora me monitorizas todo lo que quieras porque el único responsable del clima de opinión contra el Gobierno es el propio Gobierno por errores clamorosos que han tenido consecuencias gravísimas en la vida de los españoles, por mentiras sistematicas descaradas y por chapuzas permanente en la gestió de la pandemia. Y soy muy consciente de que esto que digo influye en el clima de opinión sobre el Gobierno, pero es que España todavía es una democracia en la que han habido gobienros de izquierdas y de derechas infinitamente más competentes que este Gobierno que sufrieron críticas feroces, pero es la democracia y la libertad. Monitorízame, ya, como he dicho al principio, has sido un juez muy respetado, mucho, con un merecidísimo respeto, pero no has perdido el respeto por pasarte a la política, sino por vuestras , que son tran criticables como eran admirables tus actuaciones como juez. Ya no se trata de tu imagen ni de tu prestigio, se trata del prestigio de la Guardia Civil, que no te lo lleves también por delante.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar