Audio

Herrera a las 8, lunes 14 de enero

Comienza este lunes informado en el que la ministra de Hacienda presentará los Presupuestos en el Congreso

Tiempo de lectura: 4 Actualizado09:49

Y esta de esta mañana, la que le vengo haciendo desde las 6 de la mañana y a la que habré de dedicar no poco tiempo a lo largo de las horas que me quedan, es la crónica de la fatalidad. La crónica del infortunio. Un infortunio absolutamente desgarrador en los dos casos que manejamos hoy, que son dos casos en los que, de verdad, la fortuna se ha vendado los ojos. Ha dado la espalda a dos personas, a dos familias, a los colectivos, a dos... Lo que quieran ustedes.

Es el caso de un niño de 2 años. Ustedes lo vieron leyendo en las últimas horas porque se está actuando a la desesperada para rescatarlo, para saber de él. En Málaga, en Totalán, una familia estaba dando un paseo por el campo en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona cuando uno de los niños de 2 años se separa un poquito del grupo, nada eh, y de repente cae por un agujero. Los padres le ven caer. Tú cuando ves caer a un niño, normalmente te acercas y ves al niño herido, no herido... En fin, los chiquillos ya sabemos, ¿no? No, no. Por un agujero. ¿Qué era el agujero? El agujero era uno de esos orificios que se hacen para prospección para buscar agua, que no estaba tapado, no estaba habían puesto encima cosas, y tú ves caer a tu hijo en un agujero y te asomas y no ves a tu hijo. ¿Usted puede imaginar lo que siente esa familia? Bueno, y ese niño que cae en un agujero de 100 metros.

En el metro 70, más o menos, parece que había un tapón de arena. Y hasta allí ha llegado una cámara que se ha se ha metido, pero no se encontraba al niño. Ese agujero no estaba demás, quiero decir, no estaba blindado, no estaba encapsulado, eran, bueno... No estaba entubado y, además, se producen desprendimientos. Y es tan pequeño ese agujero que no cabe un adulto. Tiene 25 centímetros de diámetro. No puede meterse nadie por ahí a buscar a ese niño. ¿Qué hay que hacer ahora? Es que no...

Y en caso de Laura también se lo vengo contando esta mañana. Se ha contado durante el fin de semana. Yo cuando conocí la noticia, me pareció también absolutamente desgarradora la historia de Laura Sanz Nombela. Una mujer de 38 años y tres hijos que trabajaba en un supermercado en Burguillo, en Toledo, y que su marido le dice: “He encontrado unos billetes, nos vamos a París y tengo un hotel para que salgas de España por primera vez en tu vida”. Y salen felices. Viajaban solos. Seguramente la primera vez que viajaban solos con niños de 9, 6 y 4 años, me dirán. Y se van a una habitación y se echan a dormir. Y de repente, a las 9 de la mañana, se dan cuenta de que huele mucho a gas. ¿Qué está pasando aquí? Y no les da tiempo a responderse porque en ese momento, en la acera de enfrente de la ventana donde estaba en el hotel, explota una panadería. Pero explota una panadería como si no hubiera mañana. Tanto es así que derriba el marco de la ventana de la habitación de Laura y su marido. Y el marco de la ventana cae en la cabeza de Laura y la hiere de gravedad. Y en ese momento sale Luis Miguel a la ventana y pide ayuda, pero no la encuentra.

Esto es para hacérselo mirar porque todo el mundo estaba con los móviles grabando lo que pasaba allí. Si había fuego, si había humo, si venían los bomberos, si venían, si... Nadie le socorrió. Cuando ve que no puede hacer otra cosa, coge a su mujer en brazos, comienza a bajar las escaleras bramando ayuda hasta que llega un bombero. El bombero se la quita los brazos, le hace un masaje cardiaco, llega la ambulancia, se la llevan a un hospital de París y muere. Díganme ustedes si esa no es la crónica desgarradora del infortunio, de la fatalidad. Cuando la fatalidad se cruza en tu vida y no hay nada que hacer. Están trabajando las autoridades consulares para agilizar los trámites para repatriar los restos de esta mujer. De esta infortunada mujer.

Bueno, de las dos informaciones procuraremos ampliarle algunos datos a medida que los tengamos, especialmente del rescate del pequeño que cayó en el pozo de Málaga.

¿Lo otro qué es? Lo otro son Presupuestos. Porque hoy llegan al Congreso los Presupuestos, a las 10 de la mañana. ¿Se acuerdan cuando llegaban en aquella “fragoneta” que abría el ministro de Hacienda de turno y se abría y veías papeles y papeles y papeles? Bueno, ahora eso cabe en un pendrive y lo que entregan es un pendrive. Con los Presupuestos, con la duda de saber, bueno, ahora qué va a pasar. Bueno, pues ahora comienza el periodo de enmiendas. Periodo de enmiendas que van a presentar, seguramente a la totalidad, PP y Ciudadanos. Y entonces, ahí es donde hay que ver qué hacen los que tienen que apoyar, los que tienen que sacar estos presupuestos adelante, que son los del PDeCAT y los de Esquerra. ¿Apoyarán alguna enmienda? ¿La rechazarán? Hombre, si la rechazan, entonces los presupuestos van a votación final, y en la votación final veremos qué hacen ellos. Hay quienes apuestan, apostamos, por el hecho de que al final lo aprueban porque, oiga, a estos les conviene tener a Sánchez en la Moncloa. Un membrillo así no se en encuentra todos los días. Y que siga, además, el tiempo necesario.

Otros dicen que no. Otros dicen que al final, es que estos, de verdad, de verdad, más allá del “postureo” están por la autodeterminación y tal y que cual y si no hace un gesto Sánchez pues no se... ¿Pero es que Sánchez qué gestos va a poder hacer? Puede proponerles, y lo hará, que lo hará, el indultar a los presos en cuanto acabe el juicio del proceso.