Boletín

Santi González: “Rivera debería encomendar a Arrimadas la portavocía del partido”

Inés se despedía este jueves del Parlamento de Cataluña para su compromiso con las elecciones 

Audio

 

Santiago González

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:00

El análisis de la actualidad de Santi González en 'Herrera en COPE'

Hoy es noticia la despedida que ayer anunció Inés Arrimadas en el Parlamento de Cataluña. Parlamentaria de Ciudadanos desde 2012 ha sido durante los últimos cuatro años la jefa de la oposición al nacionalismo catalán. Y lo ha hecho de manera irreprochable con un estilo que combinaba el casticismo llano y la mordacidad. Sus ataques al presidente de la Generalidad eran derrotas dialécticas apabullantes que Quim Torra no sabía cómo lidiar.

No siempre acertó. Su gran error político tras las elecciones de 2017 que dieron a la lista por ella encabezada una mayoría de 36 escaños, más que ningún otro partido, no se postuló para presidir la Generalidad, renunciando a representar a sus votantes. Pero ha sido una animadora extraordinaria de la vida parlamentaria catalana hasta el último día, en que denunció el acoso al que le someten los de los lazos amarillos. El pobre Torra tuvo que copiar a Albert Rivera con el silencio que queda tras la nueva diputada: “la nada”, dijo, impropiamente, porque la nada es lo que habita en su cabeza.

Habrá que ver su papel en el Congreso esta legislatura. Casi seguro que lo hará bien. Rivera debería encomendarle la portavocía de su grupo parlamentario, que es función que le sienta como un guante. Paralelamente confío en que el PP asigne análoga función a Cayetana Álvarez de Toledo, aunque he leído en alguna parte que Casado no contempla esa posibilidad.

José Félix Tezanos ha hecho su aportación a la causa socialista con un sondeo del CIS, que todos los medios dan hoy por bueno, a pesar de que se terminó de realizar cinco días antes de las elecciones generales. Se presenta este sondeo como la segunda vuelta del 28-A. Las elecciones el 26 sí serán una segunda vuelta, pero las cuentas de Tezanos no, salvo que sus segundas vueltas se produzcan antes que las primeras.

Sigue la incertidumbre sobre el estado de salud de Rubalcaba, que permanece en situación de extrema gravedad, y no sabremos si Miquel Iceta va a conseguir la plaza de senador hasta la semana que viene. Todo depende de los separatistas. Sánchez lo ha nominado a la Presidencia del Senado por su bien, pero ellos no parecen darse cuenta.

Lo más