COPE

“El espectáculo circense romano era gigantesco, ya tenía patrocinadores y hasta obras teatrales”

Paco Álvarez, escritor, divulgador y autor de 'Mitomorfosis', pasa por Fin de Semana con Cristina para desvelarnos que el circo de los clásicos aún perdura

Audio

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:09

Viene mucho por Fin de Semana con Cristina un romano de Hispania que siempre nos intenta convencer de lo poco que hemos cambiado desde los tiempos de la Roma antigua. Esta vez nos quiere hablar de circo, bueno de circo romano. Se llama Paco Álvarez y esautor de “Mitomorfosis”.

Álvarez empieza explicando que “todos hemos escuchado historias sobre el circo romano, pero es evidente que era muy distinto al de ahora.Lo que llamamos circo romano era realmente el anfiteatro, que es donde tenían lugar las luchas de gladiadores. El circo, palabra que es el origen entre otras de “círculo” con lo que se corresponde es con circuito y lo que iban los romanos a ver allí, eran carreras de coches”.

Dichas carreras de coches eran “cuadrigas como las de Ben Hur”. ¿Eran muy populares como parecen en la película? “Sí, eran tan, pero tan populares que el Circo Máximo, el más grande en Roma, medía como seis campos de fútbol puestos uno detrás del otro y tenía capacidad para unas 250.000 personas. El estadio más grande actual no admite más de 120.000, menos de la mitad. Por cierto que Estadio viene de Stadium, que es una medida de longitud equivalente a 125 pasos. El circo se llenaba para ver las carreras de cuadrigas, en las que competían cuatro escuderías, los blancos, los verdes, los rojos y los azules. Cada escudería se llamaba facción y las rivalidades y las apuestas eran altísimas. Los coches tenían que completar siete vueltas al circuito girando en cada extremo, que se llamaba meta. Los pilotos eran famosísimos y nos han llegado incluso epitafios de algunos que murieron en accidentes de carreras, panegíricos como el que dice así: ‘¡Oh, crimen del destino! ¿Por qué la meta, que tu carro apenas rozaba, te ha sido colocada tan al comienzo de tu vida?’”.

Un momento: había escuderías o facciones, ¿tenían ya patrocinadores y todo?Así es. Sponsor viene de Sponsio, que significa apuesta y los esponsors antiguos eran, literalmente, los que apostaban su patrimonio por un equipo. Cada escuadra cubría los enormes gastos que suponía pagar a unos aurigas-pilotos sueldos millonarios y a un equipo técnico formado por mozos de cuadra, adiestradores, veterinarios, mecánicos, etc., sin contar con el altísimo precio de los caballos, adquiridos, según el historiador francés Jerome Carcopino, sobre todo, en Hispania. Conocemos incluso el nombre de algunos caballos que se hicieron legendarios, pero, sobre todo, el de los aurigas más famosos, a los que se les llamaba honoríficamente miliarii, no porque fueran millonarios, que también sino por haber ganado más de mil carreras: Scorpus, Musclosus o Diocles, este último, un hispano (de Lusitania) ganador de casi mil quinientas es considerado el mejor ‘piloto de carreras’ de toda la Historia y el que más dinero ganó”.

Así que eran millonarios y famosos, como explica Álvarez:Muchísimo. Marcial, nuestro poeta de Calatayud, se queja así de lo que ganan los deportistas de élite: ‘¿Por cuánto tiempo deberé sudar aún durante todo el día por la calle para ganarme cien miserables monedas de plomo, mientras Scorpus, vencedor en la carrera, se lleva en una hora quince sacos de brillantes monedas de oro?’ Se calcula que el hispano Diocles ganó, según cálculos de la Universidad de Pensilvania, el equivalente a unos trece mil quinientos millones de euros. Una burrada. Para que nos hagamos una idea, ninguno de los futbolistas de hoy llega a los dos mil millones”.

Para terminar, el escritor explica que en el circo no había sólo carreras: “En fiestas había otros espectáculos, como cuando Julio César lo inundó para ofrecer una representación de una batalla naval, pero siempre en el edificio del circo había de todo, restaurantes, tiendas, salas de apuestas, bares con bocadillos para llevar e incluso tiendas de chuches, frutos secos o galletas para entretener el hambre mientras se contemplaban las carreras”.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Escuchar