Boletín

Así es el contrato para alquilar un vientre en Ucrania

COPE accede al documento que firman las partes y que contiene cláusulas espeluznantes

ctv-pdt-thumbnail img 5324

cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:48

'Fin de Semana' de COPE ha podido acceder al contrato que firman las personas que contratan un vientre de alquiler en Ucrania y las madres que gestan esos bebés que luego les son arrebatados para siempre. Un contrato en el que la madre renuncia por escrito a cualquier derecho parental sobre el hijo.

ctv-cnn-thumbnail img 5325

El contrato empieza como cualquier otro, con un apartado en el que tanto la pareja contratante como la madre de alquiler incluyen sus datos personales y aseguran estar en su sano juicio.

Después comienzan las cláusulas del contrato. En ellas la madre de alquiler se compromete a "informar semanalmente a la agencia de su salud, nutrición, estilo de vida, condiciones de viaje, trabajo y ocio, condición emocional y psicológica, actividad física...Informando a los representantes de la agencia de cualquier mínimo cambio emocional o físico".

La madre de alquiler se compromete además a no abandonar el lugar de residencia sin el permiso de la agencia. 

ctv-8rp-thumbnail img 5326

Además, según las cláusulas del contrato, la embarazada no puede tener relaciones sexuales, fumar, estar delante de fumadores, beber alcohol o tomar drogas. Tampoco viajar ni dejar la ciudad de residencia sin permiso.

ctv-r0d-thumbnail img 5327

Las cláusulas siguientes son quizás las más crueles del contrato. La madre es obligada a "entregar al niño a los padres potenciales o al doctor inmediatamente después del parto y a no intentar contactar con los 'padres' sin permiso de las partes". También a "no buscar información sobre los padres en las redes sociales o en internet en general".

ctv-zg0-thumbnail img 5328

Además, continúan las cláusulas como "no teñirse el pelo", "no beber más de una taza de bebidas con cafeína al día" o, lo que es peor, "vivir en una habitación designada por la agencia a partir del séptimo mes del embarazo".

ctv-8tq-thumbnail img 5329

A cambio de este proceso, la madre recibe unos 10.000 euros, más algunos extras en función de como se desarrolle el embarazo. Además, en caso de querer conservar el hijo, la madre deberá pagar una penalización del doble de esa cantidad. Si los padres deciden que el hijo sea abortado, tiene la obligación de abortar.

ctv-vx0-thumbnail img 5332

Lo más