COPE

Audio

Cristina L.Schlichting: "Las elecciones catalanas serán el anticipo de un inevitable rebrote de la enfermedad"

Tiempo de lectura: 3Actualizado 10:48

¡Muy buenos días España! Bienvenidos a ‘Fin de Semana’. Llueve o hace viento en muchos lugares del país. Es 30 de enero, cómo corre el tiempo. Ha pasado el primer mes de 2021. Se supone que este domingo superaremos la famosa cuesta de enero, pero ya sabéis que la economía española se ha desplomado, en su peor bajón desde la guerra civil. Un 11 por 100 bajó el PIB en 2020.

Y tenemos cuatro millones de parados, cinco, si contamos el paro encubierto por los ERTE. El 40 por ciento de los jóvenes está desempleado, muchos de ellos desanimados y sentados en el sofá de casa. Se habla ya de una generación perdida.

Mal la economía y mal la pandemia. Otra vez ayer más de 500 muertos, 513 exactamente, aunque la buena noticia es que parece que la incidencia se modera, pasa de 42.000 contagios del viernes anterior a 38.000, como consecuencia del esfuerzo de confinamiento de las personas.

Las elecciones en Cataluña tendrán consecuencias

Nuestros políticos, entretanto, en campaña. Desde ayer el TSJC ha confirmado que habrá elecciones catalanas el 14 de febrero, en dos semanas, en condiciones de excepcionalidad, claro. Las normas dan pánico, la verdad. Se relativizan los confinamientos municipales para que los vecinos puedan asistir a los mítines; se preparan epis, trajes especiales, para los vocales de las mesas; se determinarán franjas horarias (las últimas, de siete a ocho) para el voto de los positivos y contagiados de covid; se harán tests a los de la mesa y se les tomará la temperatura. Que nadie espere, con ese panorama, que voten los ancianos o las personas de riesgo, afectadas por discapacidades o dolencias. O van por correo o disparan la abstención.

Es controvertido que se pueda forzar a los vocales a custodiar una mesa que puede ser un foco de contagio ¿qué pasa con quienes son maestros, cuidadores en residencias, sanitarios? Habrá epis, varias mascarillas y litros de gel, pero nada garantizará que no haya contagios y, eventualmente, muertes. Merece la pena leer el comunicado de una plataforma de vocales y presidentes que se llama #Noasermembredemesa2021 y que se ha dirigido al Sindic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, con una carta que reza: “Nos sentimos desamparados a la hora de defender nuestro derecho a la salud”. No entienden que las autoridades sanitarias, las mismas que en el último año han dictado las directrices, ahora conminen a incumplirlas “a pesar de que los expertos advierten del peligro que comporta” permanecer más de doce horas en un espacio cerrado, en contacto con cientos de personas.

Discurra como discurra la jornada -y si el Supremo no lo cambia, que aún cabe recurso- comentaremos dos cosas la noche del recuento. Una, que las elecciones catalanas serán el anticipo de un inevitable rebrote de la enfermedad (ya experimentamos las consecuencias en las manifestaciones del 8M). Y, segundo, que los beneficiados serán los partidos con electores más jóvenes, probablemente la CUP y Vox.

La Generalitat soltó ayer a los presos del procés, para que hagan campaña, y ya han empezado a vocear. Como Jordi Cuixart asegurando que lo volverán a hacer.

Las encuestas de ayer dicen que ganará ERC, Ezquerra Republicana de Cataluña. Óigase el tono épico y antiguo de su líder, Oriol Junqueras, que pasa por moderado.

“Visca Catalunya Lliure”, el grito de cuando la Generalitat traicionó a la república española. Este se cree que está en el siglo XIX y no en la Unión Europea.

Preocupa el ritmo lento de la vacunación

Lo que verdaderamente preocupa en estos días es el ritmo lentísimo de la vacuna. 250.000 españoles la han recibido y ni por asomo podemos llegar en verano a los 33 millones que requiere la inmunidad de grupo. El periódico La Razón explica hoy que España tardará cuatro años en inmunizarse al ritmo actual. El ex ministro de Sanidad ha dejado su cargo para irse a las elecciones catalanas, que a quien se lo cuentes no se lo cree, y la sustituta, la ministra Darias, dice que vamos bien

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Nadie se lo cree. En Europa, entretanto, lidiando por conseguir las dosis, que se disputan todos los países a precio de oro. Esto es un bien estratégico y la batalla recuerda la de nuestros abuelos por la penicilina. A la vacuna de Pfizer y Moderna se ha sumado la de Oxford, que fabrica la empresa AstraZeneca, pero resulta que no piensan servir las dosis que hemos pagado. La Unión se ha enfrentado a Londres, ha cogido el toro por los cuernos y ha dicho que inmovilizará la producción de AstraZeneca en las fábricas europeas si no se proporciona lo convenido. Se trata de evitar que Inglaterra exporte lo nuestro a terceros países. Escuchamos a la comisaria europea de salud, Stela Kyriades.

Encima, esta nueva vacuna viene con polémica. Dicen que no sirve para mayores de 65 años. Alemania ha dicho que no la inyectará a partir de esa edad".

alt de la foto

También te interesa

Schlichting: “El JEMAD ha presentado su dimisión con señorío, en un gesto honroso”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar