Audio

María José y Esperanza: "Los catalanes no somos así"

 

Tiempo de lectura: 2Actualizado11:11

Este fin de semana, Barcelona vuelve a ser punto de atención de la actualidad al ser el escenario de manifestaciones a favor del procés, como la convocada este sábado por el entorno independentistas y la que tendrá lugar el domingo en contra del independentismo y a favor del constitucionalismo convocada por Sociedad Civil Catalana.

En las próximas horas podemos asistir, como ya ocurriera la semana pasada, a actos de bandalismo protagonizados por grupos violentos a favor del independentismo. En las próximas horas puede que vuelva a arder Barcelona mostrando al mundo una situación que no se corresponde con la realidad del resto de España.

En 'Fin de Semana', Cristina López Schlichting ha contado con el desgarrador testimonio de dos vecinas de Barcelona, dos mujeres que se sienten ante todo catalanas y españolas, María José Argerich y Esperanza.

María José ha contado a los oyentes de COPE el momento de tensión y miedo que vivieron sus familiares cuando intentaron apagar el fuego porque no podían ni respirar en su casa ante el humo negro que producía la quema de contenedores, basura y otros objetos: "mi hermana y sus suegros viven en las Ramblas de Cataluña y sufrieron todos los jaleos y humos de los fuegos de los contenedores. En un momento dado bajaron a apagar con extintores el fuego y menos mal que su suegro iba con su marido y nietos porque se acercaron para pegarle, les daba igual que fuera una persona mayor. Eso es lo que llaman la revolución de las sonrisas  que se ha convertido en la revolución del odio".

"La sensación que teníamos los ciudadanos ante la imposibilidad de hacer nuestra vida normal sorteando piquetes, barricadas y lo que estaba pasando con Mossos y Policía es de mucha tristeza, los catalanes no somos así y ante tanta impotencia decidimos que lo más humano era acercarnos a la comisaría de Via Laietana y fuimos con mi padre que tiene 92 años y mis hijos, tres generaciones y les llevamos flores. La gente les llevaban de todo, jamones, pasteles... Estaban abatidos porque tienen bajas considerables. Cataluña no es así, son algunos, el Presidente de la Generalitat es el presidente de los violentos"

El miedo, el pánico y la tristeza son los sentimientos que han vivido en casa de Esperanza  en pleno centro de Barcelona y en el foco de los disturbios. "Mucho miedo, mucho pánico y mucha tristeza desde el primer día con lo que ocurría en el aeropuerto al ver a las personas andando cuatro horas, andando con la maleta para entrar en Barcelona. Yo no pude volver a mi casa".  Y eso era solo el principio, cuando comenzaron las barricadas, " desde mi cocina veía cinco puntos de fuego en la calle, llamé a los bomberos y me dijeron tranquila vamos para allá, pero no pudieron llegar, no les dejaron. En la calle era una marabunta de encapuchados que  bajaban gritando independencia, libertad presos". 

Oyendo a María José y a Esperanza se ponen los pelos de punta, "daban pánico, miedo, arrancaban farolas, semáforos, árboles, iban incendiandolo todo".

Estas dos vecinas de Barcelona, catalanas de nacimiento siente pena de lo que están viviendo y hacen una llamada de atención al resto de los españoles, por ello Esperanza afirma ,“tengo más de ocho apellidos catalanes y soy de España: ¡Por favor, venid a ayudarnos!”.

Etiquetas