Boletín

Pomar asegura en Lugo que no va a retrasarse el inicio de las clases por obras en ningún colegio

Visitó esta mañana los trabajos de rehabilitación del colegio de Casás

Pomar asegura que no va a retrasarse el inicio de las clases por obras en ningún colegio

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:43

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, ha asegurado hoy que el inicio de las clases no se retrasará en ningún centro educativo gallego a pesar de que hay colegios en los que todavía continúan obras de mejora cuya ejecución comenzó a realizarse durante el verano.

La conselleira hizo estas declaraciones durante la visita que realizó esta mañana al colegio de Casás, en la ciudad de Lugo, donde os alumnos iniciarán mañana el curso, a pesar de que el edificio todavía está en obras.

“Quiero transmitir tranquilidad a las familias y también a los equipos docentes y directivos, porque todo está preparado para que comiencen las clases y, en la medida de lo posible, convivan con los últimos remates, porque se van a realizar fuera del horario lectivo”, dijo la conselleira, de modo que “no van interferir para nada” y las “aulas van a estar preparadas para que entren los pequeños”.

En la misma línea, aclaró que se “hizo una actuación por fases”, de manera que “los interiores” están preparados para el inicio del curso y “la mayor parte de las obras que no están terminadas” se están realizando en los “exteriores” de los centros.

Además, “todas las empresas constructoras y los comités de seguridad de las mismas también están preparados para velar y garantizar la total seguridad de la comunidad educativa que empieza las clases mañana”.

“Estamos en el día a día de las obras”, dijo la conselleira, “porque estamos en contacto con todas las unidades técnicas, con todas las jefaturas territoriales, por lo que el mensaje tiene que ser tranquilidad y de normalidad”.

Pomar aclaró que la Consellería ha acometido obras en más de medio centenar de colegios este verano y “hay centros que ya están preparados para comenzar las clases”, aunque “con un poco más de retraso estará el 10%” de los mismos, “no mucho más”.

“Me pasé el mes de agosto visitando las obras para tener una idea realista de cuál era la situación y se adelantó más de lo que esperaba. En algún centro llegó tarde la licencia, hubo problemas con el suministro, fundamentalmente de aluminio, porque agosto es un mes complejo”, añadió, pero ahora las “cosas van bastante bien” en la mayoría de los colegios.

En la misma línea, aseguró que “no hay ningún centro en Galicia en el que se vaya a retrasar el inicio de las clases a causa de las obras”.

“Espero que dentro de quince o veinte días todos los centros estén perfectas condiciones”, aclaró.

Lo más