COPE

La ciudad del Sacramento

La catedral de Lugo ostenta dos privilegios papales, la exposición permanente del Santísimo y la indulgencia perpetua, que la convierten en un templo único en el mundo

Altar Mayor de la Catedral de Lugo

Altar Mayor de la Catedral de Lugo

Ramudo

Lugo

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:04

La vieja Lucus Augusti es la urbe de los dos mil años de historia. Fundada por el emperador Augusto y por su legado Paulo Fabio, es la única en el mundo que aún conserva el trazado completo de su muralla romana. Parada del Camino Primitivo a Santiago de Compostela, es punto de encuentro para tres elementos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que confluyen en la vieja Plaza de Pío XII -su catedral, el monumento romano y la propia ruta jacobea-. Las piedras de sus calles rezuman historia.

Es también un lugar de gente hospitalaria, orgullosa de su cultura y de sus tradiciones, pero con las puertas de su muralla siempre abiertas para acoger a los visitantes. Un sitio, por otra parte, donde la gastronomía está enraizada en la propia tierra y es parte indisoluble de la forma de vida de los lucenses.

EXPOSICIÓN PERMANENTE DEL SANTÍSIMO

Pero además de todo eso, Lugo es también la ciudad del Sacramento. Su catedral, del siglo XII, ostenta el privilegio papal de tener expuesto al Santísimo en el Altar Mayor durante las 24 horas de los 365 días del año. Esa circunstancia lo convierte en un templo único en el mundo. De hecho, esa relación de la Sagrada Forma con la capital lucense aparece incluso reflejada en el escudo de la bandera de Galicia.

La siete ciudades del Antigo Reino de Galicia participan cada año, a principios de junio, en la ofrenda al Santísimo en la Catedral. Representantes municipales de Lugo, Mondoñedo, Betanzos, A Coruña, Santiago de Compostela, Ourense y Tui mantienen viva una ceremonia que se remonta a 1669, cuando el rey accedió a que se hiciese una ofrenda anual para contribuir, precisamente, a sufragar el gasto “de alumbrado al Santísimo Sacramento”, expuesto de forma perpetua en el altar mayor del templo.

Se trata de un acto religioso, pero también una manifestación cultural con un gran significado, dado que es la única en la que pervive la referencia al Antigo Reino de Galicia y a siglos de tradición de exposición perpetua del Santísimo. Sin olvidar que el escudo actual de la Comunidad Autónoma es eucarístico y tiene su origen precisamente en Lugo.


Vídeo


INDULGENCIA PLENARIA COTIDIANA Y PERPETUA

Además, la catedral de Lugo también disfruta, desde el año 1860, del privilegio papal de conceder la “indulgencia plenaria cotidiana y perpetua” a quienes visitan a la Sagrada Forma. Se trata de algo totalmente excepcional, dado que solo se conoce otro caso en el mundo equiparable, que es el llamado “Perdón de Asís”. En esa localidad italiana también se puede conseguir, en su caso desde 1968, la indulgencia cada día.

La Diócesis celebró en noviembre de 2020 el cuarto aniversario de la renovación de este privilegio papal, que está íntimamente ligado al culto eucarístico en Lugo y a la exposición permanente del Santísimo Sacramento en el altar mayor de la catedral.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Indulgencia Plenaria Cotidiana y Perpetua en la Catedral fue concedida en 1860 por el Papa Pío XI y, en el año 2016, el actual obispo de Lugo, Alfonso Carrasco, presentó ante la Santa Sede la petición para renovar dicho privilegio, petición que fue concedida por decreto de la Penitenciaria Apostólica el 10 de octubre de 2016.

En el Decreto de la Penitencia Apostólica se señala que “los fieles podrán ganar la indulgencia cualquier día del año a condición de que cumplidas las condiciones habituales, es decir, confesión, comunión y oración por las intenciones del Sumo Pontífice”, además de visitar “piadosamente el Santísimo Sacramento expuesto públicamente con el fin de adorarlo durante un adecuado espacio de tiempo”.

Claustro de la catedral

Claustro de la catedral



OTRAS MUCHAS SORPRESAS

Este templo esconde otras muchas sorpresas, como el claustro de Fernando de Casas o los murales barrocos del Altar Mayor, del maestro José de Terán, ocultos durante décadas por la humedad y por los efectos del humo de las velas, pero hoy visibles gracias a las obras de restauración del templo, sufragadas en su momento por el Ministerio de Fomento. Sin olvidar, por supuesto, elMuseo Diocesano Catedralicio, reinaugurado en junio de 2017 -cuando se cumplían cien años de su fundación-, que alberga piezas de gran valor, como el conocido Crismón de Quiroga.

La Basílica fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2015, al igual que el Camiño Primitivo a Santiago de Compostela, de modo que confluyen en ese punto del casco histórico de la ciudad tres elementos que han recibido la consideración de bien mundial, dado que a pocos pasos se encuentra la Muralla romana, a través de cuya puerta -la de Santiago- se accede al corazón del barrio de A Tinería.

A pesar de esos hechos diferenciales que hacen de la catedral de Lugo –y por extensión de la propia ciudad- un lugar único en el mundo para aquellos que profesan la fe cristiana, son aspectos todavía desconocidos para muchos lucenses y, por supuesto, para los potenciales visitantes.

Entrada al Museo Diocesano Catedralicio

Entrada Museo Diocesano Catedralicio



UNA OPORTUNIDAD

Todos esos elementos, apreciados en su conjunto, pueden suponer una visión diferente y hasta ahora poco explorada de la propia ciudad, además de aportar un nuevo foco de atracción para el denominado “turismo religioso”, que mueve cada año a millones de personas por todo el mundo.

Como diría Joaquín Sabina, “nos sobran los motivos” para hacer de todo este patrimonio histórico, artístico, cultural y religioso una oportunidad para la propia Ciudad del Sacramento.

Sin lugar a dudas, son aspectos singulares que pueden situar en el mapa a una pequeña ciudad de interior, ubicada en el centro de esa ‘Galicia vaciada’ que cada año va perdiendo habitantes a causa de una población cada vez más envejecida, y sin muchos más recursos para sobresalir que su ilustre pasado y ser la capital de una provincia eminentemente rural, donde la agricultura y la ganadería representan uno de los pilares de la economía local.

El viaje se presenta apasionante. Te invitamos a acompañarnos


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo