Boletín

ALPEDRETE

García Gelabert: “No aceptamos chantajes ni que se juegue con la seguridad de los vecinos”

El alcalde anuncia medidas disciplinarias por una posible huelga encubierta de la Policía Local y denuncia la "epidemia" de absentismo laboral en Navidades

El alcalde y la edil de Recursos Humanos, durante la comparecencia

El alcalde y la edil de Recursos Humanos, durante la comparecencia

Pilar Nuero

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:30

El Ayuntamiento de Alpedrete ha abierto expediente disciplinario a varios agentes de la Policía Local por no acudir a su puesto de trabajo, cuando les correspondía en turno, para cubrir las fiestas de las noches de Fin de Año y Reyes y la Cabalgata. 

Se produjo en la Polícia Local un número mayor de bajas que otros años por estas mismas fechas y hubo que echar mano de voluntarios de Protección Civil y doce efectivos de la Guardia Civil -así como los mandos policiales, el sargento y tres cabos- para garantizar la seguridad en estos eventos multitudinarios.

Los hechos se están estudiando y podrían acabar en los tribunales si se demuestra que se trata de una huelga encubiertadelito penal para los servicios públicos y prohibido expresamente en el artículo 51 de la Ley 1/2018 de 22 de febrero de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad de Madrid: "Los miembros de los Cuerpos de Policía Local no podrán ejercer en ningún caso el derecho de huelga, ni acciones sustitutivas del mismo o concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios".

"Hemos tenido en los primeros días 15 bajas frente a las seis de los últimos años. De los 10 efectivos que tenían que cubrir turno el 5 de enero, en la Cabalgata, nueve presentaron la baja, siete de ellos el mismo día. Llamaron para informar de que se sentían indispuestos. Esta epidemia repentina en el contexto de las movilizaciones previas deja entrever algún indicio de huelga encubierta en este colectivo", ha dicho la edil de Recursos Humanos, Itziar González-Tanago, quien añade que "el asunto podría acabar en la Fiscalía”. 

González-Tanago ha asegurado, con datos sobre la mesa, que la Policía Local de Alpedrete tiene sueldos superiores a los de sus compañeros en localidades del entorno y también en comparación con otros trabajadores municipales. "Es el colectivo más privilegiado que hay en la plantilla del Ayuntamiento".

Lo afirmaba también el concejal de Urbanismo. "Cobran 2.000 euros mensuales, trabajan medio mes, ganan más que muchos policías locales de la Comunidad de Madrid y se permiten negarse a trabajar. En las redes sociales reivindican su derecho a pasar las Navidades en familia, pero cuando uno es médico de Urgencias, bombero o polícía sabe que hay determinados momentos en los que tiene que arrimar el hombro y trabajar. El problema es que han estado acostumbrados durante demasiados años a vivir demasiado bien... y luego llenan el pueblo de pancartas diciendo 'Alpedrete sin seguridad'... ¿por qué no ponen un anuncio para que vengan los ladrones a robar? Es una desfachatez absoluta. Ahora se abrirá un expediente disciplinario y el que tenga que caer caerá", ha sentenciado Juan Aragoneses.

No habrá negociación

El ejecutivo ha desmentido que hagan falta más efectivos, como pide Policía Local. Se cumple con creces la ratio de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Por habitantes a Alpedrete le corresponderían 27 agentes y tiene 36 plazas, de las cuales están cubiertas actualmente 32.

El alcalde ha anunciado además que mientras la Policía Local no entierre el hacha de guerra no habrá negociaciones del convenio colectivo. "A mí que me hagan una concentración frente al Ayuntamiento pidiendo mi dimisión me puede doler un poco, pero es un derecho a manifestarse que se les debe reconocer, lo que no vamos a consentir es que se juegue con la seguridad de los ciudadanos, utilizándolos como rehenes para conseguir reivindicaciones laborales. Me parece muy grave. Este equipo de gobierno no admite chantajes y en este momento, con este clima, no existe negociación posible con la Policía Local", apunta Carlos García Gelabert.

Lo más