COPE

El independentismo más dividido se prepara para una Diada marcada por la COVID-19

Una fecha señalada en Cataluña que se verá muy limitada por pandemia, sin manifestaciones ni grandes aglomeraciones por la calle

El independentismo más dividido se prepara para una Diada marcada por la COVID-19

Barcelona

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:37

El coronavirus también provocará un cambio (en cuanto a forma de organización se refiere) de la Diada este año. Mañana por las calles catalanas no se producirán las habituales concentraciones multitudinarias.

Este escenario no se producía desde el año 2012. Aún con la alerta sanitaria que vivimos, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado 107 movilizaciones en 82 municipios para celebrar este día. Una convocatoria que el Govern no ha aceptado por prudencia ante la COVID-19.

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó explicaba este martes que los miembros del Govern no irán a la manifestación organizada por la ANC mientras apelaba a la prudencia para que, aquellas personas que deseen acudir, lo hagan con todo el cuidado posible. El miedo a un incremento más notable de casos “ha frenado” a Torra, Aragonès y a la propia consellera.

Sin embargo, Budó anunciaba que sí acudirán a la ofrenda al monumento a Rafael Casanova en Barcelona. Un acto en el que no habrá ni guardia de honor ni banda de música.

Por tanto, nos encontramos con una Diada sin grandes actos y con puntuales concentraciones que se verán muy limitadas por el coronavirus. La crisis institucional que se vive en Cataluña ante una posible inhabilitación de Torra, junto con la brecha independentista, ensombrecerán este día.

Los actos institucionales de la Diada homenajearán a la ciudadanía por el confinamiento

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, y el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, presentando el cartel de la Diada de este año.

Desde la Generalitat, la consellera de la presidencia anunciaba a comienzos de septiembre que los actos institucionales de la Diada incluirán en esta edición imágenes de los presos del 1-0 dentro de una parte dedicada a la "libertad como condición imprescindible”, en la que también se proyectarán imágenes de los dirigentes independentistas en el extranjero.

El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, presentaba junto con Budó estos actos, que este año "tendrán un formato más reducido, un poco más íntimo", ya que se celebrarán sin público.

UNA DIADA EN LOS BALCONES

Al no ser posible la congregación masiva de gente en las calles, la ANC ha animado a la población a que salgan a sus balcones a las 17.14 para celebrar la Diada. Otras organizaciones como Òmnium Cultural prepara una acción reivindicativa junto al Arco del Triunfo. Con ello, quieren denunciar la “opresión” que, a su parecer, sufre el independentismo.

La ANC limitará el aforo de las concentraciones de la Diada y solo accederán los inscritos

La CUP se limitará en esta fecha tan señalada a movilizarse de manera “estática” en el paseo Lluís Companys.

LA DIVISIÓN EN EL INDEPENDENTISMO: MÁS PRESENTE QUE NUNCA

La brecha entre el independentismo está más visible que nunca, sobre todo por las hostilidades que se producen entre Junts per Catalunya y ERC. Una tensión que ya se produce de cara a los medios de comunicación y al conjunto de la sociedad. Quim Torra ya dio por acabada la unidad a comienzos de año cuando el presidente del Parlament, Roger Torrent, asumía la decisión judicial de retirarle la condición de diputado.

El principal “roce” que se produce entre ambos socios de Gobierno en Cataluña es la respuesta que se ha dado a la posible inhabilitación del president: Mientras ERC pide pactar una estrategia, JxCAT considera que la decisión final es del propio Torra.

Si finalmente esto sucede, si Torra es inhabilitado, se pondrían en marcha los mecanismos para que el Parlament invista a un nuevo presidente.

ARAGONÈS AGUARDA PARA ASUMIR EL MANDO

El independentismo más dividido se prepara para una Diada marcada por la COVID-19

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, alertaba el pasado viernes de que si queda inhabilitado Torra se encontrarán con una problemática: la aprobación de los Presupuestos.

Por tanto, Aragonès se encontraría con varios frentes abiertos si esto sucede. Por un lado, tendría que continuar con su coordinación nacional de ERC y tendría que lidiar con la “convivencia” con Junts per Catalunya en un Govern en funciones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar