COPE

Gobierno PP-Cs en Castilla y León: dos años y medio de armonía con mucho ruido de fondo

Una segunda moción de censura del PSOE a partir de marzo y la decisión de Igea de negociar los presupuestos con Por Ávila al margen del PP, piezas clave en el adelanto electoral

Francisco Igea y Alfonso Fernández Mañueco durante una sesión plenaria en las Cortes de Castilla y León
Luis Jaramillo
ljaramillocope

Director COPE CastIlla y León

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:36

Aunque el Gobierno PP-Ciudadanos en Castilla y León siempre dio muestra pública de armonía, lo cierto es que los roces entre los dos partidos han sido constantes, todos ellos solventados por la aparente buena relación personal que mantenían, hasta hoy mismo, el Presidente, Alfonso Fernández Mañueco, y el Vice Presidente, Francisco Igea.

No gustaba en amplios sectores del PP el exceso de protagonismo de Francisco Igea, siempre tutelando las consejerías de Ciudadanos y expresando en ocasiones opiniones propias como portavoz de la Junta de Castilla y León. Pero las tensiones se dispararon en no pocas ocasiones con la gestión de la pandemia, donde la Consejera de Sanidad e Igea fueron los rostros de la gestión, con medidas que en ocasiones conocían los miembros del PP cuando se transmitían por los medios de comunicación. Así, profundo malestar generó la decisión unilateral de la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, de suspender la administración de la segunda dosis de Astra Zéneca hasta que se conocieran nuevos informes de la EMA. La decisión la tomó sin contar con el Presidente ni el Vice Presidente y causó malestar interno y malestar ciudadano en un momento en el que la vacunación era la prioridad uno de cualquier gestión.

También se tensó mucho la relación con las medidas restrictivas adoptadas en las primeras olas por la Junta con un comité de expertos, algunos de cuyos miembros en privado afirmaban que se les daban las cosas hechas. En el PP era generalizado el comentario de que Igea presionaba para sacar adelante impopulares medidas con que, o se aceptaban o se revisarían las condiciones del pacto de Gobierno. Ultimamente fuentes próximas al Presidente lamentaban de que la Consejera de Sanidad tomaba decisiones sobre la gestión de la pandemia sin informar siquiera al Presidente de la Junta y no dudaban en asegurar que la situación ya era insostenible.

Desde el pasado verano la posibilidad del adelanto electoral era un rumor constante. La pérdida de la mayoría parlamentaria, a raiz de la moción de censura presentada por el PSOE el año pasado, con la fuga de una procuradora de Ciudadanos, llevó a una inestabilidad en la mayoría parlamentaria, percibida por el PP porque sus socios eran un partido muy débil, que poco a poco se va diluyendo y que, en caso de presentar el PSOE una nueva moción de censura,sería incapaz de controlar el voto de los integrantes de su grupo parlamentario. Si a eso unimos que la relación de la coordinadora regional de Ciudadanos y la líder nacional, Inés Arrimadas, no tienen la mejor sintonia con Francisco Igea, todo abonaba los rumores de adelanto.

La prueba de fuego ahora eran los Presupuestos de la comunidad para 2021, donde el voto del grupo localista Por Avila, era necesario para sacarlos adelante. Francisco Igea tomó personalente el envite de conseguir sumar el voto de Por Avila y sin contar con sus socios, negoció las partidas de las consejerías que gobernaba Ciudadanos, algo que no gustó nada en el PP y que llegó a ser considerado una deslealtad. Por Avila, que es una escisión del PP abulense, condicionó su apoyo a que se apoyaran enmiendas por importe de 38 millones de euros, algo que el PP no admitió, ni siquiera asumió el acuerdo sellado por Francisco Igea, ya que los presupuestos deben ser negociados por los grupos parlamentarios.

Finalmente, esa negociación de Igea se ha convertido en el elemento clave para el adelanto electoral, ya que el Presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, lo ha tildado de deslealtad y de tratar de imponerle un presupuesto para una etapa decisiva. Mañueo afirmó que la debilidad de Ciudadanos era caldo de cultivo para que, a partir de marzo, el PSOE presente una nueva moción de censura, lo cual significa entrar en el dilema de moción de censura o adelanto electoral, o ganar en los despachos o en las urnas y el presidente ha señalado que prefiere que decidan la urnas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Mediodía COPE Fin de Semana

Con Iván Alonso

Reproducir
Directo Mediodía COPE Fin de Semana

Mediodía COPE Fin de Semana

Con Iván Alonso

Escuchar