POLÍTICA MUNICIPAL

La Fundación de Deportes de Ponferrada se disuelve

Esto va a permitir que el Ayuntamiento de la capital berciana pueda recuperar 3 millones de euros que se van a invertir en remanentes

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:25

El Ayuntamiento de Ponferrada podrá destinar 3 millones de euros a la inversión en remanentes en este ejercicio presupuestario, gracias a la disolución de la Fundación de Deportes, según anunciaron este lunes los concejales de Deportes, Iván Castrillo, y de Hacienda, Mabel Fernández, en una rueda de prensa en la que participaron en calidad de presidente y vicepresidenta de la mencionada Fundación. El concjejal Roberto Mendo, vocal de la Fundación, no pudo estar presente en la convocatoria de prensa por cuestiones laborales.

Mabel Fernández hizo hincapié en la resolución judicial firme que declara “el concurso de la mercantil Fundación de Deportes Ponferrada, y su consecutiva conclusión por insuficiencia de masa, con declaración de su extinción”, que establece la conclusión del concurso por liquidación o por insuficiencia de masa activa del deudor y su subsiguiente extinción.

Fernández recordó la historia de la Fundación, que fue constituida mediante escritura pública el 18 de mayo de 2009. Se hace constar que el Ayuntamiento de Ponferrada es patrono de la Fundación, tratándose de una entidad privada sin ánimo de lucro.

Tras un largo proceso previo, un contrato con la Unión Ciclista Internacional, UCI, del que la Intervención Municipal no tenía ni conocimiento, se llegó al Pleno de 8 de octubre de 2012, en el que se decidió designar a la Fundación de Deportes de Ponferrada como gestor del Mundial de Ciclismo a celebrar en 2014, con la consiguiente asignación de fondos públicos, decisión que fue considerada por el Consejo Consultivo como una “huida del derecho administrativo y de los controles de gastos y eficiencia en la asignación de fondos públicos”; el propio Consejo Consultivo aseguró que la idea de encargar la gestión a una Fundación suponía “un mecanismo para evitar los criterios de garantía, la libre concurrencia, publicidad, igualdad y mérito a todo tipo de contratos y procedimientos que se iban a llevar a cabo en la Fundación, la cual, con independencia de que estuviera registrada como Fundación privada, se financió casi íntegramente con dinero público, y se encargó de la gestión del mundial de ciclismo”.

A partir de ahí, entre otras operaciones, la Junta de Gobierno, en sesión extraordinaria y urgente celebrada el 24 de septiembre de 2014, acordó incluir en la cláusula cuarta antes citada las obligaciones derivadas del préstamo concedido por el Banco Santander a la Fundación de Deportes Ponferrada. Mabel Fernández recordó que “los refrendos a esta cláusula fueron revisados de oficio por el Ayuntamiento. Eso significa que eran nulos de pleno derecho”, motivando un recurso por parte de concejales de la formación USE Bierzo, pero los tribunales no les dieron la razón.

La Fundación de Deportes interpuso un recurso para intentar hacer frente a las deudas, exigiendo judicialmente al Ayuntamiento el pago de los 3 millones de euros de deuda contraida.

En sentencia comunicada el 10 de octubre de 2.019, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de León rechazó el recurso, justificándolo como inadmisible, alegando que “la responsabilidad de la gestión del evento deportivo era exclusiva de la Fundación”, tal como se le encomendó en Pleno municipal en su momento, y que el Ayuntamiento “no figura como garante ni es parte implicada en estos contratos”.

Esta decisión confirmó las resoluciones anteriores de la Audiencia Provincial de León y del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de León, que eximieron al Ayuntamiento de abonar la deuda reclamada por el Banco Santander de 3,1 millones de euros.

Una vez renovados los cargos en la Fundación, con la designación de Iván Castrillo como presidente, Mabel Fernández como vicepresidenta y Roberto Mendo como vocal (que no pudo estar presente en la rueda de prensa por motivos laborales), el pasado 3 de diciembre se formuló solicitud de declaración de concurso voluntario de la Fundación, aportando la documentación en la que se demuestra la insolvencia de la deudora y se justifica el endeudamiento y la insolvencia inminente. Según Mabel Fernández, “instamos al concurso para no incurrir en responsabilidad”.

Por último, el 16 de diciembre de 2019 se dictó el Auto declarando el concurso de dicha entidad y acordando la conclusión del concurso por insuficiencia de masa. Este auto es ya firme, por lo que el Ayuntamiento de Ponferrada ha quedado totalmente exonerado de pagar las deudas contraidas por una entidad privada, y, por tanto, tiene vía libre para recuperar los 3 millones de euros que tenía consignados desde el inicio del procedimiento para poder hacer frente a eventuales responsabilidades. Así, según la concejala de Hacienda: “esto significa que esos tres millones que tenía consignados para el pago de la deuda, pasan a liberarse y serán incorporados a los remanentes este mismo año. Es decir recuperamos esos tres millones para realizar obras financieramente sostenibles y pago de deuda”, algo que Fernández calificó como “una excelente noticia para el Ayuntamiento de Ponferrada”.

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar