MASCOTAS

Un perro sordo es incapaz de socializarse hasta que ocurre lo inesperado

Anuel es un perro sordo incapaz de que nadie supiera comprenderlo

Audio

La vida de Anuel dio un giro de 360º

Málaga

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 01 jul 2020

Aunque nos puede parecer raro y en muchos casos nos impacta, los animales también padecen algún tipo de minusvalía. La naturaleza no sólo hace imperfecta a los seres humanos, los animales no son ajenos a padecer algún tipo de deficiencia física que pueden lastrar su vida.

Si en el caso de las personas, llegar al diagnóstico definitivo puede conllevar un largo proceso, en el caso de los animales ese proceso puede alargarse aún más. Sus vidas, en muchas ocasiones, depende de que estén sanos y no padezcan ningún tipo de patalogías. Pocas personas querrían hacerse cargo de un animal con alguna deficiencia.

Sin embargo, la vida siempre da oportunidades a todos y también a los animales. Ese es el caso de Anuel, un precioso dogo argentino de color blanco y de impactantes ojos, uno de color azul cielo y otro de color negro. Anuel es sordo y debido a su comportamiento llevaba una vida incomprendida sin que nadie lo entendiera ni se hiciera cargo de él.

Con esa deficiencia, Anuel llegó a la Asociación AMAR PPP, con la esperanza de encontrar una nueva vida: “Presuponemos que es genético, nació sordo. Cuando llegó a la asociación no sabíamos que era sordo. Al pasar un tiempo empezamos a notar que no oía” , explica en los micrófonos de COPE Málaga, Adrián Navarro, adiestrador canino y fundador de LopeCan, escuela de adiestramiento canino.

Anuel ha aprendido a socializarse a base de señas

Anuel ha aprendido a socializarse a base de señas

El pensamiento erróneo que se tiene es que un perro con alguna deficiencia no puede llevar una vida normal y más si ese perro es sordo. Nada más lejos de la realidad: “No está limitado a ser feliz y puede hacer una vida nornal. A la hora de anticiparse ciertas cosas tiene una limitación al resto en función de percibir lo que le rodea. Al no poder escuchar otros sentidos sí lo s tiene más desarrollado. Por ejemplo, al dar un taconazo en el suelo, el sonido no lo oye, pero sí que percibe la vibración”, subraya Adrián Navarro.

COMIENZA EL TRABAJO

Una vez diagnosticado y asumido el problema de Anuel, había que empezar a trabajar con él para que empezara a llevar una vida normal y sociable: “Al principio, cuando llegó, nos dimos cuenta que el perro “iba a su bola”. Con el anterior educador que estuvo, antes que conmigo, le hizo un buen trabajo de obediencia y de control pero no se podía dejar suelto sin bozal. En casa, lo primero que yo hice conmigo mismo es trabajar la confianza en mí, mi propia tensión. Al no poder escucharme, al no poder pegarle una voz, necesito que el perro me vea como una autoridad, un referente a la hora de trabajar la modificación de conducta. Yo empecé con las hembras, a darle paseos con ellas y soltarlo con bozal con las hembras, después sin el bozal. Posteriormente lo rodeé de machos castrados y por último con machos enteros...”

Anuel ha aprendido a socializarse con otros perros

Anuel ha aprendido a socializarse con otros perros

PROBLEMA DE INTENSIDAD

Anuel trabaja bien, quiere socializarse pero es incapaz de controlar sus emociones. Es incapaz de entender cuando acaba el juego y cuando debe volver a la calma: “El perro lo que tenía era un problema de intensidad. No sabía como parar, como entablar esa relación de juego y a los otros perros cuando se les regañaba para que pararán el juego, Anuel se volvía loco. Cuando había mucha exaltación en esos momentos se activaba mucho”, explica Adrián Navarro.

Con esa premisa se intensifica el trabajo para lograr que Anuel sepa calmarse: Lo primero que quisimos trabajar es la parte de la tranquilidad, estando tranquilo sin estimulación y sin nada, haciéndole ver que estamos junto a él y que no pasa nada. Después de manera controlada fuimos metiendo simulación, primero con bozal y correa larga, después quitamos el bozal y seguimos haciéndolo con correa larga para tener una herramiento con la que poder pararlo ya que no se le puede pegar una voz. Una vez que quisimos prescindir de correa larga, lo que hicimos fue condicionarle a que tenía que estar constantemente mirándonos. Si no nos miraba, le volvíamos a poner la correa, así sucesivamnte, eso es lo que más nos costó. Al conseguir que cuando le quitamos la correa no parara de prestarnos atención, eso se consiguió a través de la comida, en el momento que te quito la correa es cuando tienes tu ración de comida diaria. Así estuvimos durante un par de días hasta que conseguimos esa tensión”.

SEÑALES QUE AYUDAN

Anuel empezó a coger confianza, su comportamiento y socialización ya era similar al del resto de perros: “A la hora de quitarle la correa, como el perro ya tenía tensión sobre nosotros, era más fácil guiarlo. Si se despistaba, midiendo las distancias, primeros en espacios cortos y luego en espacios abiertos”.

Anuel con su nueva dueña y junto a Adrián

Anuel con su nueva dueña y junto a Adrián

Este precioso dogo argentino ha comenzado una nueva vida y ha sido adoptado por una nueva familia que le ha sabido tratar y comprender desde el primer día sin importarle su discapacidad: “Desde que fue adoptado se ha hecho un gran trabajo. Le enseñé varias señas, para que se tumbara bajaba la mano, para que se sentara levantaba el puño, para que viniera movía la mano como si estuviera temblando. Su actual dueña ha seguido trabajando con esas pautas y el perro con ella tiene un vínculo increíble. Es de agradecer que haya personas que se quieran hacer cargo de un perro sordo, muchos piensan que es un lastre y este tipo de personas te enseñan que este tipo de perros tienen derecho a ser felices. Lo único que necesitan es un poco más de tiempo que los demás, comenta satisfecho Adrián Navarro, fundador de la Asociación LopeCan.

El caso de Anuel, debe ayudar a otros perros, y sobretodo a potenciales dueños, que si se quiere e puede ayudar los perros con alguna discapacidad para llevar una vida normal.

También te puede interesar:

Un perro muerde por estrés a todo el que se le acerca hasta que ocurre algo que cambió su vida

Un perro callejero presencia un robo y su reacción dejó a todos sin palabras

Nadie se atreve a acercarse a este perro “potencialmente peligroso” hasta que sucede lo más inesperado

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar