Tour | 16ª etapa

La etapa del Tour se ha visto neutralizada debido a unas protestas de agricultores y al uso de gases lacrimógenos sobre los ciclistas

Tras 30 kilómetros, la carrera ha sido neutralizada por un bloqueo de la carretera por parte de agricultores y además hay informaciones que hablan de una utilización de líquidos o gases sobre los corredores por parte de la policía francesa para poner fin a la protesta.

Imágenes de la carrera neutralizada

Imágenes de la carrera neutralizada

EFE cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:52

La decimosexta etapa del Tour 2018 ha sido neutralizada a 28 kilómetros de la salida en Carcassone a causa de una manifestación de agricultores que habían arrojado pacas de paja sobre la carretera, según ha informado la organización.

El pelotón ha sido neutralizado por el director de carrera, Christian Prudhomme, a falta de 187,7 kilómetros de la línea de llegada en Bagneres de Luchon debido a una protesta de los agricultores a favor de preservar zonas agrícolas desfavorecidas, para las que solicitan más apoyo financiero.

Al parecer, los gases lacrimógenos que han afectado al pelotón habrían sido lanzados por la policía para disolver la manifestación minutos antes de la llegada del pelotón y obligaron a un buen número de ciclistas a lavarse la cara e incluso a los servicios médicos atender a varios corredores con colirio y neutralizantes.

La carrera ha reemprendido la marcha unos cinco minutos después de manera neutralizada hasta que a falta de 185,7 kilómetros se ha vuelto a dar una nueva salida de la etapa.

El director del Mitchelton Scott, Matt White, ha explicado que les han informado de la protesta "unos 30 segundos antes" de la llegada a la zona del pelotón

"No sé cuántos ciclistas se han podido ver afectados, pero han sido muchos, aunque no ha sido nada serio", ha explicado.

Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, se mostró "realmente decepcionado" por la neutralización de la etapa de este martes durante 15 minutos por una manifestación de agricultores que desembocó en el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía, lo que perjudicó a parte del pelotón.

"Realmente no hay nada que podamos hacer, estamos decepcionados. Tal vez deberíamos haber detectado que podía haber peligro y quizás deberíamos haber actuado más rápido. La gente debería respetar a los ciclistas y respetar la carrera", dijo el director del Tour.

Lo más