MUNDOBASKET

Scariolo, sobre Australia: "Tenemos que superarnos y poder igualarlos en intensidad y energía"

Pau Ribas, jugador de la selección española: "A Australia tenemos que atacarle y hacerle sufrir". 

Sergio Scariolo

Scariolo habla antes de jugarse las semifinales del Mundial con Australia, viernes a las 10 de la mañana.EUROPA PRESS

EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:06

Sergio Scariolo consideró clave para superar este viernes las semifinales del Mundial de China que la selección española que él dirige iguale en energía, intensidad y dinamismo a Australia, un equipo que, a su juicio, ha sido "de lo mejor" que ha visto en el torneo.

"Tenemos que superarnos, jugar con energía, igualarlos en intensidad, energía y dinamismo e intentar contener su juego en campo abierto", dijo en un encuentro con la prensa en el hotel de concentración del equipo español en Pekín, a donde llegaron al mediodía.

Recordó que su rival domina las transiciones e imprime un ritmo "altísimo" al juego y además posee "capacidad de tiro y de penetración a la vez", por lo que pelearán por limitar a sus generadores de juego porque, si lo logran, más posibilidades de éxito tendrán.

Preguntado por lo que le ha dicho a sus jugadores en la víspera de la semifinal, respondió que se limitó a explicarles el plan del partido "y poco mas" ya que cree que ahora "es el momento de quitar la tensión" a un equipo que ha sido muy receptivo "desde el primer momento".

"Este grupo ha sabido realmente tener mucha capacidad de aprendizaje, de competir con mucha valentía y mucha cohesión. Son valores que por un lado nos acompañan desde siempre, aunque cada año con una versión claramente diferente", añadió el técnico italiano.

A estas alturas del campeonato, con seis partidos disputados, el margen de sorpresa es, según Scariolo, "mínimo" porque hay muy poco tiempo para preparar cada actuación entre uno y otro enfrentamiento.

"La identidad de un equipo no cambia", explicó. "Hay algún matiz o detalle que sí puede, en un partido muy igualado, marcar la diferencia teniendo influencia en dos, tres o cuatro posesiones y en un partido punto a punto puede ser importante, pero la forma de un equipo no puede cambiar a estas alturas".

En su opinión, en una semifinal mundialista la experiencia puede ser un grado "si hay gasolina", aunque por el contrario los jugadores con menos experiencia tienen más energía y "piernas frescas", además de una capacidad de recuperación más rápida.

Scariolo espera este viernes un partido "físicamente muy exigente" en el que Australia puede poner el listón "muy alto" con una capacidad atlética que sus hombres tendrán que igualar para competir en ese aspecto.

El hecho de que España ya tenga el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio asegurado debe suponer un acicate para seguir sumando éxitos, en vez de un factor que relaje y perjudique al grupo.

"Cuando consigues un éxito y te has centrado en el objetivo fijado, para un equipo ambicioso es una motivación, no una satisfacción tirando a relajación, en absoluto. Eso tiene que darnos justo ese estado mental de satisfacción, confianza en nosotros mismos y nunca parar nuestro deseo de seguir compitiendo", aseguró el seleccionador.

Los periodistas le cuestionaron si tras la eliminación de Estados Unidos y Serbia se presentaba una oportunidad única para su equipo y los otros tres semifinalistas (Australia, Francia y Argentina) para hacerse con el título.

"¿Oportunidad única? Lo decimos muchas veces y es un adjetivo del que probablemente se abusa, pero es una oportunidad para cualquiera de los cuatro equipos, no pasa todos los años que los pronosticados en los números uno y dos estén fuera a la altura de las semifinales, pero los cuatro equipos han hecho un grandísimo mérito", afirmó Scariolo.



Pau Ribas apostó hoy, de cara a la semifinal del Mundial de China que España disputará este viernes, por atacar a Australia para bajar sus revoluciones "y hacerles sufrir" durante los cuarenta minutos.

"Hemos visto cómo juegan, son un equipo muy dinámico y rápido, sus bases juegan unas transiciones muy rápidas, con muchos tiros, y hay que dominar el ritmo sobre todo y hacerles bajar revoluciones en ataque y que en defensa sufran. Sus pívots son más lentos y tenemos que atacarles y hacerles sufrir", dijo en un encuentro con la prensa española en Pekin.

Australia también destaca por tener jugadores interiores "muy altos" y otros que aportan "mucha energía" desde el banquillo, "pero nada que no hayamos visto hasta ahora".

"Estamos acostumbrados a este tipo de partidos físicos, es verdad que hemos tenido un día más de descanso y tenemos que aprovecharlo para ir con toda la energía desde el minuto uno", refirió Ribas, que también opinó que "puede que el partido sea muy largo para ellos después de tanto esfuerzo".

Etiquetas