Cosas de radio patio: "Junio, el mes de la rumorología"

Cinta Molina nos trae cada semana las experiencias de una madre que trabaja los fines de semana

ctv-lkl-2017-05-23-16-11-07-e1495615297704-900x596

Técnico de sonido COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02:37

Sábado, madrugón. Sí, que suene el despertador un sábado a las 6:15h de la mañana, es madrugar mucho. Pero a mí me encanta. Bueno, un poco loca sí que estoy pero el sábado es uno de los días que más disfruto en mi trabajo, y de los que más trabajo también.

¡Ah!, que no he contado que yo trabajo en la radio, pero al otro lado del cristal, rodeada de botones de colores y ordenadores. La parte que no se ve. Y me apasiona mi trabajo. Aunque también me apasiona la playa y no voy todos los días. Pasiones diferentes, pero ya que tengo que venir….intento vivirlo con entusiasmo.

¿Lo mejor? Lo que no se cuenta públicamente. Pero no penséis que os voy a cotillear nada, porque eso no estaría bien. El valor de lo que se cuenta a micrófono cerrado es infinito. Y secreto. A no ser que te encuentres por el pasillo a tu amiga del alma y te note en la cara…y te sonsaque. Bueno, o que llames a tu compi para preguntarle algo y de paso…No, no, que es secreto.

Yo me voy a dedicar a contarles a todos, los días que me quedan para estar tumbada en una hamaca al borde del mar. Aunque con lo que me cuesta hacer la maleta debería estar mejor pidiendo ayuda.

No sé llevar poco, somos cuatro en casa y las toallas abultan mucho. Ya sé que suena a excusa, pero lo intento, de verdad. Y hago listas, lo preparo con tiempo… ¡cómo voy a llevar poca ropa! ¿y si nos da por salir mucho? ¿Tú sabes lo que se manchan los críos?... Nada, imposible. Como si nos fuéramos para siempre en vez de sólo quince días. Pues el año pasado fue peor, no estaba tan concienciada, y al norte hay que llevar jerséis. Eso sí, he aprendido a colocar el maletero del coche cual estibador, ¡para verme!. Pero es mi suplicio personal.

Junio debía ser nombrado el mes de la rumorología. ‘Radio Patio’ es un no parar, y el chat de mis amigos radiofónicos echa humo. Desfiles de verano, les llamo yo. Hay sitio para todos. Y claro, como en estos meses estivales, los amiguitos coincidimos poco, pues no hay día de descanso del chat, que dejas el teléfono abandonado una hora y tienes 258 mensajes sin leer. Y pides un resumen para enterarte bien y al final tienes que llamar al más avispado para que te explique el lío para no quedarte atrás. Que igual mañana es peor. El caso es no perder el hilo. Que vuelves de vacaciones y te

has perdido algo y se te queda una cara de tonta….Una cosa es desconectar del trabajo y otra no estar al día, faltaría más.

Por cierto, ¿es normal que mientras juega España en el Mundial de Rusia, en vez de estar pendientes de los nuestros, mis chicas no paren de mandarme fotos de jugadores de otros países? ¿Qué no somos futboleras? Mucho, varios de nuestros niños juegan al fútbol, pero somos muy de Islandia, esa isla…y de Irán. Pero eso os lo cuento otro día.

Una maleta para mí sola y otra para todos los demás, no ¿no? A mí esto de resumir se me da fatal

Lo más