COPE

Las normas que debes seguir para preparar un pan tumaca perfectamente mediterráneo

La polémica sobre el origen de esta receta no resta un apice a lo sabrosa y saludable de esta maravilla mediterránea

Los mandamientos obligatorios para preparar un pan tumaca perfectamente mediterráneo

Los mandamientos obligatorios para preparar un pan tumaca perfectamente mediterráneoArchivo

Madrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:39

Es un plato que todo el mundo en España ha probado alguna vez. Sencillo, barato y eficaz. El pan tumaca o 'pa amb tomàquet' mezcla todo lo que se busca en un plato de comida si no eres un gran chef. Es saludable, rápido de hacer y sabroso como pocos. Una opción con la que no fallar, ya bien sea para un desayuno completo o para satisfacer a unos invitados.

Sin embargo, a pesar de su sencillez es una receta donde todo no vale. En un mundo de alimentos procesados, salsa prehechas, y demás alimentos poco saludables hay recetas como el pan tumaca que tienen que permanecer bajo su receta más clásica y nutritiva. Así que como veremos más adelante no todo vale con este plato. Además siempre existe la polémica sobre cuál es el orden adecuado en el que hay que aplicar los ingredientes. En esta receta el orden si influye.

El pan tumaca es una receta de ingredientes sencillos pero que han de ser de calidad

El pan tumaca es una receta de ingredientes sencillos pero que han de ser de calidadArchivo

El origen de una receta que podría provocar un debate eterno

Es un plato puramente mediterráneo que saca lo mejor de una de las dietas más saludables. A pesar de ello, su nombre ya indica el principal origen que se asocia a esta receta. El 'pa amb tomàquet' pasó a llamarse en España pan tumaca en vez como debería ser literalmente, 'pan con tomate', un plato tan popular y tan presente en cualquier rincón.

A pesar de la gran popularidad del pan tumaca, las disputas políticas y el auge de los nacionalismo radicales ha provocado que los símbolos y elementos culturales como la gastronomía se hayan convertido en un arma para reivindicar la identidad cultural de estos nacionalismos. La situación en este aspecto en Cataluña no es desconocida para nadie. Es por eso que este plato se ha tomado como una de las recetas por excelencia de la identidad catalan, de ahí que el origen real de este plato haya suscitado polémica.

Desde los tiempos de la Grecia Clásica se conoce la utilización de la mezcla del aceite de oliva con el pan, pero no es hasta la llegada del tomate desde América cuando estos sabrosos ingredientes se 'conocen' y se comienzan a elaborar recetas con ellos.

El pan tumaca, una recita sencilla capaz de generar polémica y hasta libros

El pan tumaca, una recita sencilla capaz de generar polémica y hasta librosTusquets editorial

Ya en el siglo XVIII, el fraile mallorquín Jaume Josep Bernat Martí i Oliver menciona la receta del 'Pa amb oli', una receta similiar a lo que conocemos hoy como pan tumaca. Volviendo a Cataluña, en 1884 aparece la primera referencia escrita de la receta del pan tumaca, situando su origen en las típicas casas de payés catalanas, en las que se solía restregar el tomate en el pan reseco de días atrás y aderezarlo con un chorro de aceite y un poco de sal.

En esta lucha por atribuirse la creación de un plato tan sencillo como lógico, ha cobrado tambien fuerza la postura murciana que se asigna el pan tumaca.Según esta teoría el plato lo popularizaron los murcianos que en los años 20 viajaron a Barcelona buscando una vida mejor trabajando en la instauración del metro en la ciudad condal. Estos humildes murcianos usaban un producto tan de la huerta murciana como el tomate para ablandar el pan duro de días anteriores.

Nunca una receta tan sencilla había generado tanto que hablar por su origen y también por su elaboración.

Los mandamientos del pan tumaca; una receta donde todo no vale

Ingredientes

No necesitaras irte a una tienda gourmet o exótica. Los ingredentes los podrás encontrar en cualquier supermercado de proximidad a un precio bastante asequible. Sin embargo, el primer mandamento que se ha de cumplir es que los ingredientes sean de la calidad necesaria para hacer de tu pan tumaca gastronomía artesana y saludable.

  • 1 tomate maduro

  • 1 rebanada de pan (No vale cualquier pan)

  • Aceite de oliva (Mandamento inquebrantable)

  • Un poco de sal

  • Ajo (opcional), una práctica más habitual en tierras catalanas

El pan, una base tradicional

No todo se merece llamarse pan tumaca. Seguro que te habrás encontrado tostadas con pan de leche o dulce (Bimbo) que intentan hacer pasar por una auténtica pan tumaca. Pues no, eso es una aberración gastronómica. Nada de esos panes, ni tampoco de las baguette industriales, ni de panes que se elaboran en menos de 15 minutos con harinas y levaduras de alto rendimiento. Una buena 'pa amb tomàquet' necesita un buen pan artesano y casero. Por eso la mejor opción es un pan blanco, un pan de pueblo, de hogaza o payés. En definitiva, un pan de verdad para un plato saludable de verdad.

Tomate entero, nada de trituraciones

Aquí entramos ya en lo polémico de la elaboración. ¿El orden influye? Según los puristas de este plato sí, por lo tanto primero se aplica el tomate antes que el aceite o la sal. Este es el orden más habitual en Cataluña, ya que se aprovecha la superficie rugosa del pan tostado para conseguir esparcir y estrugar mucho mejor el tomate. Otro aspecto de debate es el estado que en el que se tiene que aplicar el tomate. En zonas del levante lo habitual es aplicar primero el aceite que el tomate, y que el tomate haya sido previamente triturado para aplicarse al pan con la ayuda de una cuchara. Para los puristas del pan tumaca no, el tomate ha de ser maduro, brillar y tener la mejor calidad, para esto la mejor variedad es el tomate de colgar, que casualmente es el tomate mas consumido por los catalanes, algo muy indicativo. Por lo tanto nada de tomate rayado, ni picado ni en rodajas, por no hablar de quien utiliza tomate frito. De cárcel.

Aceite, sal y tal vez algo más

Para los siguientes ingredientes no hay duda. Con el pan y el tomate aplicado, es hora del aceite y la sal. El aceite de oliva virgen extra, de la tierra, y ya al gusto del consumidor, pero nada de otros tipos de aceites ni de procedencia importada. Para la sal no hay duda, sal fina de cocina, clásica, nada de experimentos raros en este punto.

Con nuestro pan tumaca perfectamente mediterráneo y artesano, ya se podía entrar en otros tipos de debates y recetas. En cataluña es habitual restregar parte de un ajo antes de aplicar el tomate. También están las evoluciones de este plato, que es acompañarlo con embutido o directamente hacerlo bocadillo. En este punto, el mejor acompañamiento es un buen jamón serrano encima de nuestro 'pa amb tomàquet', pero para gustos colores y ahí ya estaríamos hablando de otro tipo de receta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

"El pan tumaca no es un invento catalán"

Bosch (Sociedad Civil Catalana): “El 'pan tumaca' es un invento murciano”

El error imperdonable que cometes al hacer croquetas en casa y que puede desperdiciarlas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo La Lupa

La Lupa

Con Raquel Caldas, Lucía Crespo y Patricia Betancort

Ver TRECE