Más directos

7 claves para ser feliz cuando vuelves a un trabajo que no te gusta

Adaptarse con éxito a la vuelta a ese trabajo que no te llena, puede estar en tus manos

7 claves para ser feliz cuando vuelves a un trabajo que no te gusta

 

María Bandera
@Mgbandera

Redactora

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:23

Apagamos el ordenador, cerramos nuestros cajones y nos despedimos de los compañeros. Es nuestro último día de trabajo antes del deseado descanso. Por delante un tiempo de soleadas vacaciones, más necesarias para aquellos a los que su trabajo les 'quema' y no les hace felices. En ese momento vemos la vuelta  muy en el horizonte y nos hace sentir aliviados, pero como todo, su fin llega. Y el síndrome postvacacional no ayuda.

No hay que olvidar que una persona suele pasar en el trabajo cerca de ocho horas diarias, lo que lo convierte con mucha diferencia en el lugar en el que más tiempo se está al día. Además, el trabajo es el eje vertebrador de nuestra rutina y la fuente de sustento. Con todo, no es difícil imaginarse que tanto la actividad que se realiza como el ambiente de trabajo son claves para preservar nuestro equilibrio mental.

Pero no caigas en el desánimo, adaptarse con éxito a esa vuelta al  trabajo que no te llena, puede estar en tus manos. Toma nota de estos 7 consejos que la  psicóloga de Grupolaberinto, Laura Llamas nos explica a cope.es:

1. Analiza cuál es tu situación en el trabajo

Habría que preguntarse qué te motiva para trabajar, "si es sólo una motivación económica o si realmente te gusta el trabajo que haces, independientemente del dinero"

ctv-c16-adult-1807529 960 720

2. Cuestiónate si hay algo que quieres cambiar 

"Ya sea puesto de trabajo, funciones que realizas, responsabilidades o la relación con tus jefes o compañeros".

3. Evalúa cuál es tu situación personal y si te ha influido en el rendimiento laboral 

"Si está viviendo una época de estrés, de dificultades con la familia o pareja… es importante, diferenciar qué problemas son de tu vida personal y cuáles están relacionados con el trabajo".

4. Actúa

"En el caso de que el problema esté relacionado con una insatisfacción laboral -ya sea porque necesites nuevos retos o porque quieras mejorar tu posición en la empresa-, necesitas un plan de acción en el que escribir alternativas que ofrecerle a los jefes para que mejore tu situación en el trabajo".

ctv-lhx-checklist-2589418 960 720

Apóyate en personas allegadas que hayan pasado por situaciones parecidas

5. ¿Y si la respuesta es negativa o no hay posibilidad de hacer cambios?

Es importante que nos planteemos si  merece la pena estar en un trabajo que no te proporcione disfrute o si la situación es precaria. "En este caso, se puede empezar a buscar otros trabajos ya sea en páginas web o en la oficina del desempleo. Es importante apoyarse de personas allegadas que hayan pasado por situaciones parecidas y que nos puedan aconsejar".

6. ¿Qué se puede hacer con uno mismo?

En primer lugar hay que  "detectar creencias negativas que no te ayuden a la adaptación o a hacer un cambio". Escuchar tus creencias negativas "puede ayudarte  a identificar qué no está funcionando en tu vida", pero ten en cuenta que "si entras en un círculo de pensamientos sin fin, puede costarte  la salud mental y un gran malestar".

Alguna actividad motivadora le dará más motivos para sonreír

También es importante meditar y estar en contacto con la naturaleza ya que "ayuda a disminuir estos pensamientos que suelen estar acompañados de ansiedad.

ctv-kw3-woman-4039378 960 720

En caso de que la ansiedad sea muy alta y la actividad mental incontrolable es importante "acudir a una cita con un especialista de la psicología".

7. Añade algunas pautas saludables también puede ayudarte a que te adaptes con éxito

- Planificar la vuelta de las vacaciones dos días antes para habituarte a “tu antigua vida”.

Retoma las horas de levantarse y acostarse, de alimentación y salidas nocturnas.

- Descansa o duerme más horas, ya que ayudará a que tu cuerpo repare el organismo y tenga más energía.

- Vuelve a las actividades habituales de menos a más, el gimnasio o las actividades extra.

Planifica pequeñas escapadas que te motiven para llegar al fin de semana. Ir a la montaña, dar paseos por el parque, quedar con los amigos pueden levantar el ánimo. Lo mismo para los peques de la casa, alguna actividad motivadora le dará más motivos para sonreír.

Lo más