DÍA TIBURONES

España, clave para evitar la pérdida de tiburones en el Mediterráneo

La sobrepesca es la principal causa para la pérdida de población de tiburones y rayas en el Mediterráneo, y España juega un papel importante en este tema al ser el mayor importador y exportador de tiburones de este mar y uno de los mayores comercializadores del mundo, solo superado por Corea.,Así lo recoge el informe "Tiburones en el Mediterráneo: una llamada a la acción", de la organización conservacionista WWF, al celebrarse el próximo domingo el Día Internacional de los

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:32

La sobrepesca es la principal causa para la pérdida de población de tiburones y rayas en el Mediterráneo, y España juega un papel importante en este tema al ser el mayor importador y exportador de tiburones de este mar y uno de los mayores comercializadores del mundo, solo superado por Corea.

Así lo recoge el informe "Tiburones en el Mediterráneo: una llamada a la acción", de la organización conservacionista WWF, al celebrarse el próximo domingo el Día Internacional de los Tiburones.

Más de la mitad de las alrededor de 80 especies de tiburones y rayas del Mediterráneo están amenazadas, y de ellas, un tercio están en peligro de extinción, siendo uno de las causas las capturas accidentales por parte de distintos tipos de artes de pesca, de manera no intencionada, según un comunicado de la organización.

España juega un papel importante para revertir esta situación, señala WWF, ya que es el mayor importador y exportador de tiburones de este mar, y uno de los mayores comercializadores del mundo, actividad en la que solo le supera Corea del Sur.

"Los tiburones y rayas dominaban el Mediterráneo pero en la actualidad están en riesgo de desaparecer, ya que del 80 % de las pesquerías evaluadas están amenazadas".

Aunque Libia y Túnez cuadruplican las capturas realizadas por España en el Mediterráneo con 4.260 toneladas y 4.161 toneladas -respectivamente- España es el mayor importador y exportador de tiburones de estas agua marinas, y juega un papel clave para la búsqueda de soluciones a las capturas accidentales, más aún cuando muchas especies no disfrutan de un marco mínimo de gobernanza.

El informe destaca que entre otras amenazas están la intensa presión por el desarrollo urbanístico del litoral, el turismo masivo y la contaminación por plástico, que ha pasado a primer plano en los últimos años.

En el Mediterráneo se capturan más peces mediante redes de arrastre que por medio de cualquier otra forma de pesca, constituyéndose en el arte de pesca más negativo por la captura de especies jóvenes, no comerciales y dañan los fondos marinos.

A pesar de que el arrastre solo lo utiliza el 10 % de la flota, representa más del 50 % de las capturas desembarcadas, según WWF.

El acelerado empeoramiento de su situación es una "clara señal del uso de prácticas de pesca irresponsables", por lo que es necesario "actuar inmediatamente a nivel regional para asegurar su futuro", ha señalado el coordinador de pesquerías de WWF España, Raúl García.

El cierre de zonas donde hay interacción más alta con las especies amenazadas, la protección de zonas esenciales en su ciclo de vida, la evaluación del estado de sus poblaciones, distribución y zonas de reproducción, así como evitar las capturas accidentales, son algunas de las soluciones propuestas por WWF.

Lo más