Boletín

FRANCIA

Vuelta a ruedo de Chacón ante un "victorino" de bandera en Mont de Marsan

El último festejo de la Feria de la Madeleine se saldó con una vuelta al ruedo de Octavio Chacón ante el único toro bravo del encierro de Victorino Martín.

Octavio Chacón, en una imagen de archivo, dio la única vuelta al ruedo en Mont de Marsan

 Octavio Chacón, en una imagen de archivo, dio la única vuelta al ruedo en Mont de Marsan

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:20

Una solitaria vuelta al ruedo a cargo de Octavio Chacón fue el pobre balance de la corrida que echó hoy el cierre de la Feria de la Madeleine de Mont de Marsan, una tarde en la que brilló sobremanera un bravo "victorino" con el que el propio Chacón no estuvo a la altura.

Y es que el gaditano quedó en tierra de nadie. Y fue así porque, sin estar mal, debió haber estado mucho más entonado con un lote de triunfo grande, sobre todo el bravo cuarto, un toro que embistió con prontitud, codicia y por abajo. Chacón lo pasó por los dos pitones en una labor más o menos pulcra, pero faltó dar un paso más al frente, tanto que, tras la estocada, dio solo una vuelta al ruedo.

Su primero fue también un toro encastado, exigente por el izquierdo y más templado quizás por el derecho, por donde Chacón argumentó una faena de muchos pases y poco poso, de esas que apenas calentaron. El fallo a espadas acabó de enfriar del todo su labor.

El que estuvo importante de verdad fue Javier Cortés con un toro difícil, el típico "victorino" que vende cara cada una de sus aviesas acometidas. El madrileño se mostró muy firme con él, apostando de verdad y jugándosela en cada muletazo. Lástima del fallo a espadas, el único lunar a una faena de lo más emocionante.

El quinto fue todavía peor. Un auténtico "barrabás" que echó mano al banderillero José Antonio Prestel a la salida del segundo par, y con el que Cortés no le quedó otra que quitárselo del medio a la mayor brevedad dada la imposibilidad de pegarle un solo pase en condiciones.

Juan Leal se las vio en primer lugar con el "victorino" más desabrido, un toro sin raza que se negó en redondo a colaborar con el francés, que lo intentó de todas las formas posibles. Y para ahondar en su desgracia el sexto bis fue un toro sin fuerza alguna, que volvió a imposibilitar el quehacer el joven francés, que prácticamente quedó inédito.


FICHA DEL FESTEJO 

Mont de Marsan (Francia), domingo 21 de julio de 2019. 6ª de Feria. Casi lleno.

Toros de Victorino Martín, el sexto como sobrero, de distintas hechuras, de serias y astifinas arboladuras, y juego desigual. El mejor, el bravo y enclasado cuarto, un gran toro. También fue bueno el primero, aunque se vino un punto a menos al final. Difícil el segundo; sin raza y aplomado, el tercero; peligroso e imposible, el quinto; e inválido, el sexto bis.

Octavio Chacón, silencio y vuelta al ruedo tras aviso.

Javier Cortés, silencio tras aviso y silencio.

Juan Leal, silencio y silencio.

Lo más