Boletín

HUESCA

Ginés Marín abre la primera Puerta Grande de la feria de la Albahaca

El torero Ginés Marín triunfó tras desorejar a un toro de Sánchez Arjona. La nota negativa, la grave cornada al banderillero Gómez Pascual.

Ginés Marín con las dos orejas conquistadas este lunes en Huesca

 Ginés Marín con las dos orejas conquistadas este lunes en Huesca@toros_Huesca

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:46

Más allá del triunfo de Ginés, la tarde estuvo también marcada por el viento y las complicaciones de los toros de Sánchez Arjona, protagonistas de una tarde de gran expectación, con un lleno total en los tendidos, y todo porque en esta corrida era donde estaba anunciado Roca Rey, que finalmente fue sustituido por el que está siendo la revelación de la temporada, Pablo Aguado,

La tarde ya empezó con baile de corrales al tener que saltar al ruedo un sobrero del hierro titular que echó mano de forma dramática a Gómez Pascual justo cuando trataba de hacerle un quite a su matador, Cayetano, que había perdido pie en la misma cara del toro

Fue lo único reseñable de la doble actuación de Cayetano, que apenas encontró el sitio ni las formas de "meter mano" a dos toros muy deslucidos. Eso y el fuerte viento que molestó toda la tarde propició que el torero de dinastía se marchara de vacío y con un tremendo enfado.

Ginés García llegó a Huesca dispuesto a triunfar y puso todo su empeño para lograr abrir la puerta grande en los dos toros que tuvo que lidiar, que fueron las más manejables de la tarde.

A su primero lo toreó con garbo tanto a la verónica como por chicuelinas con el capote; y con la muleta llevó a cabo una faena plena de buen gusto, con momentos de toreo accesorios también muy del agrado del respetable como algunos rodillazos, molinetes y faroles. El fallo con la espada le privó de al menos una oreja.

Al quinto lo recibió de una larga cambiada, a la que le siguió unas chicuelinas también de muy buen aire. Muleta en mano volvió a rayar a un gran nivel, especialmente al natural, por donde toreó con temple y mucho sentimiento.

Faena compacta del jerezano -aunque oliventino de adopción- que se vacío por completo y con alardes también muy a modo como varios pases de pecho mirando al tendido y las bernadinas finales. La estocada tiró al toro sin puntilla, y para él fueron las dos orejas que le abrían la primera Puerta Grande de la feria.

Pablo Aguado, que debutaba en Huesca, también dejó momentos de mucha plasticidad. Y de congoja. Fue en el su primero, cuando en un descuido el animal se lo llevó por delante propinándole una seria voltereta. Por fortuna todo quedó el golpes y contusiones, librándose de milagro de la cornada. Tras dar muerte al animal pasó por su propio pie a la enfermería

En el que cerró plaza poco pudo hacer pese a intentarlo de todas las formas posible ante otro animal de muy poco contenido.


FICHA DEL FESTEJO 

Huesca, lunes 12 de agosto de 2019. 3ª de Feria. Lleno.

Toros de Sánchez Arjona, de aceptable presentación, pero flojos y sin clase.

Cayetano, ovación y silencio.

Ginés Marín, ovación y dos orejas.

Pablo Aguado, ovación y palmas de despedida.

Parte médico del subalterno Javier Gómez Pascual: "Cornada en muslo derecho con orificio de entrada en tercio inferior con un colgajo cutáneo de unos 12 cms; y un trayecto hacia arriba y adentro de unos 30 cms con gran despegamiento del celular subcutáneo y graves lesiones en aponeurosis y vasto interno, seccionado casi en su totalidad. Pronóstico grave. Trasladado al hospital San Jorge".

Parte médico del diestro Pablo Aguado: "Contusión en codo izquierdo a nivel del tercio proximal del cúbito, de pronóstico reservado que no le impide continuar la lidia aunque se aconseja estudio radiológico".

Lo más