VALLADOLID

La clase y elegancia de Emilio de Justo comparte puerta grande con Juan Bautista

Juan Bautista y Emilio de Justo en su salida a hombros este miércoles en Valladolid

 Juan Bautista y Emilio de Justo en su salida a hombros este miércoles en Valladolid EFE

Juan García Tejedor | Valladolid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 22:22

Abrió plaza un toro de El Pilar montado,el cual fue a más durante su lidia. Juan Bautista, le metió una sola vez al caballo y el animal cortó en banderillas. Se vino arriba en la muleta, ofreciendo por el pitón derecho series con enjundia y clase. El francés enseguida ligó con despaciosidad y colocación. Poderoso Juan Bautista con la izquierda también, pero por ese pitón se quedaba algo más corto. Mató de una estocada, premiándolo el público con una oreja. El de El Pilar, fue ovacionado en el arrastre.

Se presentaba en Valladolid Emilio de Justo. El primero de su lote fue un toro que empujó en varas. El quite por chicuelinas, rematadas con una media verónica hicieron que entrar con buen pie en el coso de Pucela, Noble en la muleta, quizá con escasez de raza pero repetidor, De Justo templó la embestida siempre con colocación con ese gusto al que nos tiene acostumbrados esta temporada. Torero con clase que enseguida llega a los tendidos. Gran estocada, cortando una oreja.

López Simón con el tercero de la tarde quitó por tafalleras tras un puyazo. El de El Pilar tenía motor y buen tranco. El de Barajas no terminó de acoplarse con el . Por momentos sin darle el sitio que pedía un animal encastado, López Simón pudo ligar dos series buenas por el pitón derecho. Epilogó la faena por Bernardínas muy jaleadas. Tras un pinchazo mató de estocada. Cortó un apéndice 

Tras el riego con manguera del albero, un año más con la prohibición del camión del agua por parte del consistorio, saltó al ruedo el segundo del lote de Juan Bautista. El de Moisés Fraile muy escaso de fuerzas fue cuidado en los primeros tercios. JUAN Bautista que brindó la faena al público, torero en plena madurez dio el tiempo y la distancia a un animal que se tenía en pie a duras penas. Construyó la faena con la quietud y la experiencias que da la experiencia de los años de alternativa. Una estocada, premiándolo el público con una oreja cariñosa.

El quinto fue devuelto tras partirse una mano a la salida de un puyazo. Al sobrero, también de El Pilar que le tocó en suerte a Emilio de Justo lo recibió con verónicas muy templadas. Derribó en varas defendiendo la cabalgadura con gran valentía el monosabio, Luis Cedillo recibiendo una gran ovación. Pero desde luego la faena de la tarde fue esta. Con un excelente pitón derecho, De Justo ligó series de tres y el de pecho templadas, con una clase extraordinaria . El toro que se vino arriba pedía más, y el extremeño no dudó en irse al centro del ruedo para seguir instrumentando derechazos con ese prurito que da la confianza de atravesar un buen momento. Una gran estocada y un descabello le valieron las dos orejas de un toro, de nombre Mirabajo, al que debió concederse la vuelta al ruedo. 

De menos presencia el que cerraba el festejo, paso desapercibido en los primeros tercios. Con un pase cambiado desde el centro del ruedo comenzó la faena de muleta López Simón. No terminaron de entregarse ni toro ni torero. El de El Pilar resultó distraído, echando la cara arriba a la mitad del muletazo y sin ningún tipo de ligazón . Lo intentó el madrileño y el toro terminó rajándose.


FICHA DEL FESTEJO 

Valladolid, miércoles 5 de septiembre de 2018. 2ª de Feria. Dos tercios de plaza.

Toros de El Pilar, incluido un sobrero (5º bis), correctos de presentación, ovacionados en el arrastre 1º , 2º y sobre todo el 5º, al que se le debió dar la vuelta al ruedo. El 6º fue el de peor condición.

Juan Bautista, oreja y oreja.

Emilio de Justo, oreja y dos orejas.

López Simón, oreja y ovación.

Parte médico del subalterno Morenito de Arles: "Posible rotura fibrilar en el abductor del muslo derecho, pendiente de estudio radiológico. Trasladado al Hospital Sagrado Corazón de Valladolid"

Lo más