Boletín

    La televisión valenciana se niega a hablar en castellano a una invitada que no entiende las preguntas

    La portavoz del sindicato policial Jusapol no comprendía las preguntas en catalán y el presentador se negaba a realizarlas en castellano

    La televisión valenciana se niega a hablar en castellano a una invitada que no entiende las preguntas

     

    COPE.es

    Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:59

    Les pido que me hagan las preguntas en castellano”. Así comenzaba una entrevista a la portavoz del sindicato policial Jusapol en Alicante, María Victoria, que mostró varias veces su contrariedad por tener que responder en español las preguntas que le realizan en valenciano.

    Ante la primera queja de la mujer el conductor del programa intenta calmarla diciendo en valenciano “si quiere hablaremos más despacio” y asegura que por su forma de hablar “soms molt faciletes”.

    La entrevista era sobre la manifestación de la asociación de policías y guardias civiles en Barcelona con motivo del 1-O el domingo pasado. 

    La portavoz contesta la primera pregunta en español y recibe la siguiente en valenciano. Reprocha nuevamente que no se hable en castellano para que no haya malos entendidos. Sus ruegos son ignorados una y otra vez hasta llegar a una situación absurda.

    La Unió de Periodistes Valencians ha mostrado su "condena rotunda y sin paliativos a las amenazas e insultos" que está sufriendo el periodista de À Punt Juan Nieto, que "se ha visto sometido a ataques personales y profesionales mediante las redes sociales por parte de grupos y personas relacionadas con la extrema derecha". 

    La asociación ha lamentado este lunes en un comunicado que se hayan producido estos ataques hacia el periodista "simplemente por el hecho de hacer una entrevista con preguntas adecuadas, que conocía la portavoz de Jusapol, y en valenciano, de acuerdo con el que marca el libro de estilo de la cadena y la misma ley 6/2016 de la Generalitat del servicio público de radiodifusión y televisión".

     ​À Punt, la cadena pública impulsada por el Gobierno autonómico de Ximo Puig (PSPV) y Mónica Oltra (Compromís), cuesta a los valencianos 55 millones de euros.

    Lo más