COPE

David Cantero preocupa a sus seguidores por sus últimas palabras: "Me siento al borde"

El presentador ha aprovechado sus redes sociales para manifestar cómo se siente a sus seguidores

David Cantero

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:57

David Cantero he explotado. Las noticias diarias que se ven obligos a contar en ‘Informativos Telecinco’ pesan y mucho. Los profesionales de la información se enfrentan cada día a la difícil tarea de ser lo más objetivos posibles sin dejar que la subjetividad pinte las reflexiones que nos trasladan. Pero David ha dicho basta y ha utilizado sus redes sociales para hacernos llegar una dura reflexión sobre la actualidad a la que nos estamos enfrentando. El periodista se muestra abatido ante las noches de disturbios en las diferentes ciudades de nuestro país, y en especial en Barcelona. Saqueos, destrozos, incendios… En definitiva una violencia gratuita que no tiene justificación ante la que David ha decidido alzar la voz.

Las palabras de David Cantero

Las palabras de David son un reflejo de lo que muchos ciudadanos piensan. Una mezcla de hartazgo y enfado por los actos que estamos presenciando a diario. El presentador de los informativos de Telecinco ha querido hacer una profunda reflexión en sus redes sociales y soltar lastre. Algo que, como es obvio, no puede hacer en el trabajo.

“Últimamente, en demasiadas ocasiones, me siento al borde del naufragio, siento como mi alma es arrastrada a las profundidades al contemplar el comportamiento de una parte significativa de esta sociedad demente y fallida que hace aguas, que naufraga sin remedio... Pocas veces en mi ya larga carrera he sentido tanto abatimiento ante la actualidad; así que puedo imaginar el hastío que sienten los espectadores cuando les contamos lo que sucede...”, comienza explicando el comunicador.

Sin embargo, lo que parece un mensaje negativo y apesadumbrado, se torna en unas palabras de comprensión. Un “no estáis solos”. Sin duda unas palabras que mucha gente compartirá con el periodista. “No se desanimen, vendrán tiempos mejores, siempre sucede... Pero tras un largo año de pandemia, de enfermedad, de miserias y de muerte, es duro e inconcebible tener que contemplar otra vez la barbarie, la locura y la violencia en las calles... Otra vez, día tras día, realmente por nada, para nada, tal vez por una absurda afición a la brutalidad, al caos, a la anarquía y al mal...”, define Cantero.



Y continúa: “A delinquir con pretextos tan insustanciales e insostenibles que cuesta creerlo... Algo ha cambiado para peor en el ser humano, algo nos ha estallado sin remedio, algo irreparable que nos devalúa y nos envilece como especie, aún más...”.
Los momentos críticos que vivimos son inconcebibles y David trata de definirlo de una manera muy gráfica, empatizando con los espectadores.

“Hay días en que todo me parece realmente un sinsentido... Imagino que muchísima gente también se siente así, sobre todo cuando ves que nadie parece capaz de solucionar nada, cuando te dejan atónito y desesperanzado la inacción, la incompetencia y la impavidez de aquellos que tendrían que hacer algo ya, que deberían hacer lo que fuera de forma extremadamente urgente... O todo se irá definitivamente al garete, por no decir a la “mierda”... Lo sé, no se debe generalizar, cabe esperar que la inmensa mayoría silenciosa consiga acallar todo ese griterío...”, detalla con crudeza el periodista.

Por último, Cantero hace una acertada reflexión sobre la libertad de expresión y su aplicación en nuestro país. “No nos falta la libertad de expresión, lo que realmente escasea es el sentido común y la educación y la cultura y la sensatez y la decencia y la sensibilidad y el respeto y la responsabilidad y la dignidad y la humildad y la coherencia... No sé a dónde va el mundo al que trajimos a nuestros hijos, y eso da mucho miedo...”, termina diciendo David en su largo mensaje.



Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar