¿Por qué nos dan miedo los payasos? 'IT' y 'Joker' resucitan la coulrofobia

A raíz del estreno de 'Joker', y tras el éxito de 'IT: Capítulo 2', desgranamos uno de los misterios que nos mantienen en vilo por las noches

¿Por qué nos dan miedo los payasos?

 

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:46

El éxito tanto de la película 'Joker' e 'IT: Capítulo 2' vuelve a poner encima de la mesa la cuestión de por qué nos dan miedo los payasos, tanto a niños como a adultos. La película que protagoniza Joaquín Phoenix ha conseguido recaudar en España hasta 10 millones de euros en los dos primeros de fin de semana, mientras que a nivel internacional ha conseguido sobrepasar los 500 millones de dólares. Hace apenas un mes le tocó a la secuela de la adaptación de la novela de Stephen King.

La figura del payaso asesino ha cobrado cada vez más fuerza en los últimos años. Desde películas de bajo presupuesto como “Cleavers”, “The Clown”, “La Casa de los 1000 cadáveres” o “Stitches” no han hecho más que echar más leña al fuego de los psicópatas asesinos. King escribió al Pennywise en la novela original de “It” como un payaso para, precisamente, engañar a los niños de Derry para alimentarse de ellos, pero estaba basado en el infame John Wayne Gacy, el asesino en serie de niños disfrazado de “Pogo, el payaso” y que enterraba a sus víctimas en el jardín de atrás.

¿Por qué nos dan miedo los payasos?

 

FACTOR PSICOLÓGICO

La psicóloga, María Jesús Álava, del centro Álava Reyes, recuerda en COPE que “los niños tienen períodos donde suelen pasar miedo entre los 2 y los 4 años donde son más susceptibles a imágenes que les perturben por la noche”. Y es que las máscaras o la estética del payaso en sí no es lo que da más miedo a los niños, sino que “les recuerda a otro incidente previo”. “Hoy en día esto se ve reforzado por la presencia de payasos en los medios con una apariencia más maquiavélica y terrorífica”, incide la psicóloga.

¿Por qué nos dan miedo los payasos?

 

Y es que existe hasta un nombre dedicado a este síndrome en concreto: coulrofobia. El psicólogo Sigmund Freud introdujo el término “uncanny”, que se traduce al castellano como “raro” o “misterioso”, algo que es una distorsión de la realidad, pero a la realidad suficientemente familiar como para que cree malestar. Steven Schlozman, psiquiatra de la Escuela de Medicina de Harvard, explicaba en un artículo de la revista estadounidense Vulture: “El término de Freud ha desencadenado en clichés del cine de terror como una cara que está descompuesta. Todavía es reconocible, pero está lo suficientemente alejado de la realidad para asustarse”. Algo que se aplica directamente al concepto de payaso.

Y es que a los bufones en la Edad Media se les mutilaba en el caso en el que no resultaran graciosos para la corte. Se les cortaba músculos o tendones en la cara de forma que estuvieran siempre sonriendo.

TERROR REAL

Aunque muchos tertulianos desde Estados Unidos se rasgan las vestiduras cuando ven “Joker” por su “turbio mensaje”, el terror real al ataque de un payaso en plena calle es algo que lleva años en los medios. Hace 3 años, una moda en el país norteamericano comenzó a partir de una broma: vestirse de payasos para asustar a la gente en callejones y subir el vídeo en redes sociales. Lo que era una broma en algunos casos desembocó en agresiones.

En otro caso, en Reino Unido han llegado a publicitarse intérpretes payasos en alquiler para, específicamente, asustar a las personas que le diga el cliente.

Lo más