Una enfermera y un bebé prematuro al que salvó la vida: 28 años después el azar les ha unido

La vida ha querido reunir de nuevo a Vilma Wong, de 52 años, y a Brandon Seminatore, de 28 años, en un escenario conocido para ambos

Una enfermera y un bebé prematuro al que salvó la vida: 28 años después se reencuentran en el trabajo

Imagen de la enfermera y el bebé prematuro en 1990 Facebook

COPE.ES | Agencias

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 04 sep 2018

Ella es enfermera en el Hospital Lucile Packard, en Palo Alto (California) y conoció por primera vez a Brandon hace 28 años, cuando tuvo que atender su prematura llegada al mundo con apenas 28 semanas de gestación. Y fue ella también la primera en reconocer a aquel bebé prematuro en Brandon Seminatore, el nuevo médico residente de segundo año del hospital.

Era el año 1990 cuando la madre de Brandon ingresaba en el Lucile Packard para ser intervenida con una cesárea de urgencia con apenas 28 semanas de gestación.

Brandon Seminatore pasó sus 40 primeros días de vida en la UCI, Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, al cuidado de Vilma Wong, como enfermera de atención primaria.

Casi treinta años después, el casual reencuentro entre ambos se producía hace unas semanas en el mismo hospital solo que en unas circunstancias completamente diferentes. El azar quiso que Brandon ingresara como médico residente con especialidad en pediatría en el mismo hospital que le vio nacer y que coincidiera en su turno de trabajo con Vilma Wong.

Las fotografías que aparecen en ella fueron cedidas por los padres de Brandon, quienes desde hace 30 años solo han tenido palabras de agradecimiento hacia Vilma, una enfermera legendaria que ocupa un lugar muy especial en su familia.

Lo más