COPE

Newsletters
Registrarme

¿Estás seguro de que has comprado un auténtico jamón ibérico esta Navidad?

Te damos algunas claves para que sepas distinguir un jamón ibérico de un jamón serrano

Jamón Ibérico

Jamón Ibérico

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:38

Uno de los platos estrellas de esta Navidad y de nuestra gastronomía en general es el jamón. El alimento que nunca falta en nuestras mesas y con el que, seguro, conquistamos a nuestros invitados. Y, sobre todo, el jamón ibérico.

No hay celebración que se piense sin un buen plato de jamón. Y es en estas fechas cuando más se incrementa la venta de este producto y cuando buscamos el mejor que hay entre todos para agasajar a nuestros invitados.

Y, seguro, que en esa búsqueda de un buen jamón, son muchas las dudas que te surgen para dar con el adecuado. Aunque siempre queda la incertidumbre y por eso, te preguntamos ¿estás seguro de que has comprado un auténtico jamón ibérico esta Navidad?

Es que, aunque no lo creas, existen diferencias para distinguir un jamón ibérico de un jamón serrano. Así, que presta atención y tenlo en cuanta para la próxima compra.

Lo primero que debes saber es que el jamón serrano procede del cerdo blanco, mientras que el ibérico está elaborado con cerdos de raza ibérica que se alimentan de forma específica y cuyo proceso de elaboración es más artesanal que el del jamón serrano.

El color que debe tener la etiqueta cuando compras un jamón ibérico de bellota: sin engaños

LA APARIENCIA

Nuestra vista es nuestro principal aliado a la hora de comprar un jamón, porque según la apariencia de cada uno de ellos encontramos las primeras diferencias entre ambos.

Si nos encontramos ante una pieza alargada, estilizada, una caña muy fina y una tonalidad amarillenta son aspectos que nos indican que estamos ante un auténtico jamón ibérico. También el tacto nos sirve para detectar un jamón ibérico: si se hunde al tacto con facilidad, esa es una buena señal.

Y por último, en esta primera fase de autentificación, nos debemos fijar en las lonchas: deben ser brillantes y con unas vetas blancas finas. Y que aporten el aroma, sabor e intensidad tan exclusivo del jamón ibérico.

Cortador de jamón, archivo

FÍJATE EN LOS PRECINTOS

Una vez que ya has decidido el jamón que te quieres llevar a casa, es momento de fijarse en cada uno de los precintos que llevan, con distintos colores, que corresponden a las diferentes categorías de jamón ibérico.

Además, en esos precintos debe venir indicado también la alimentación que ha tenido el cerdo ibérico, la raza del ejemplar y la referencia a la Norma de Calidad que promueve este sistema (RD 4/2014).

Estos precintos son obligatorios y estas son sus particularidades, según cada color:

  • Negro: jamón de bellota 100% Ibérico. Un precinto que certifica que la madre y el padre del cerdo en cuestión son 100% de raza Ibérica inscritos en el libro genealógico; y que el animal, en su etapa de engorde, se alimentó exclusivamente de bellotas y otros recursos naturales provenientes de la dehesa
  • Rojo: jamón 100% de bellota ibérico. Garantiza la procedencia de animales del 75% o 50% de raza ibérica, que en su etapa de engorde se alimentaron con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa. Verde: jamón de cebo de campo. La procedencia de los animales es del 100% ibéricos o 75% o 50% de raza ibérica que se alimentaron con piensos, constituidos fundamentalmente de cereales y leguminosas, así como con hierbas del campo.
  • Blanco: jamón de cebo ibérico. En este caso, el jamón puede proceder de ejemplares 100% Ibéricos o del 75% o 50% de raza ibérica alimentados en granjas a base de piensos, constituidos fundamentalmente de cereales y leguminosas.

Además, el precinto debe complementarse con el etiquetado de la pieza en el que ha de venir indicado las referencias al tipo de producto (jamón, paleta o lomo); la alimentación y manejo del animal (bellota, hierba o pienso); al porcentaje racial del cerdo (100% Ibérico, 75% o 50%); y el nombre del organismo independiente de control, en referencia a la empresa certificadora que garantiza su calidad tras su seguimiento desde el nacimiento del cerdo hasta que el producto se pone a la venta.

ctv-9vq-jamon-gc31eda838 1920

LO QUE DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE CORTARLO

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Córdoba ha demostrado que el el corte manual del jamón ibérico permite conservar todas las características de su designación de calidad, ya que si se utiliza una máquina una máquina cortadora modifica la naturaleza del jamón por la fricción, impidiendo determinar la calidad de la pieza.

Vídeo

 

Para conseguir un mejor corte se aconseja utilizar un jamonero muy estable y unos cuchillos muy afilados, y que solo sean utilizados para este fin. Si la pieza se va a consumir en poco tiempo se recomienda pelarla en su totalidad. Por el contrario si su consumo fuera más prolongado será mejor guardar la primera loncha gruesa -de 1 a 1,5 centímetros- de cobertura grasa para cubrir la superficie del corte. Así ayudamos a mejorar su conservación, evitando que se reseque.



TE INTERESA

La mejor receta de tartar de jamón ibérico de bellota, yema curada y cremosos de tomate que te sorprenderá

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de juego

Tiempo de juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar