Estos son los alimentos que la ONU recomienda consumir para reducir la emisión de gases contaminantes

Naciones Unidas alerta de la situación el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

Estos son los alimentos que la ONU recomienda consumir para reducir la emisión de gases contaminantes

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:27

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas publicado este jueves en la ciudad suiza de Ginebra advierte que los esfuerzos para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos del calentamiento global se quedarán muy cortos sin cambios drásticos en el uso global de la tierra, la agricultura y la dieta humana. Sí, lo has leído bien, ¡La dieta humana!

El estudio destaca que actualmente alrededor de un tercio de la comida se pierde o se desperdicia, un hecho que varía de un país a otro, principalmente entre los países desarrollados y los que todavía se encuentran en desarrollo, y que su reducción disminuiría las emisiones de gases invernadero y la inseguridad alimentaria.

El informe sobre ‘La Tierra y el Cambio Climático’ también destaca que el ser humano debe poner más de su parte y aboga por el fomento de dietas equilibradas que utilicen principalmente alimentos basados en plantas como grandes granos, legumbres, frutas, vegetales… así como alimentos de origen animal asociados a sistemas productivos resilientes, sustentables y bajos en emisiones de gases de efecto invernadero.

Muy en esta línea se encuentra Debra Roberts, una de las expertas que han formado parte de la organización de este último informe elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas. Roberts ha declarado que “Algunas dietas requieren más agua y más tierra, y causan más emisiones de gases que aumentan el calentamiento global. Las dietas balanceadas con más alimentos a base de granos, legumbres, frutas y verduras y con alimentos animales producidos de manera sostenible, presentan oportunidades para limitar el cambio climático”.

El informe recoge que estos cambios en la dieta pueden evitar que para el año 2050 varios millones de kilómetros cuadrados de tierras se destinen a la producción alimentaria y dando un ahorro de emisiones al planeta que oscilaran entre 0,7 y 8 gigatoneladas de CO2 más que en la actualidad.

Lo más