COPE

El efecto Streisand y cómo la censura puede volverse viral

En la era de internet varios intentos de censura han terminado por producir el efecto contrario, volviendo viral aquello que se quería silenciar. Es el 'efecto Streisand'

La cantante y actriz Barbra Streisand durante una actuación

Eddy RischEFE

David Ferreiro

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 23:42

La celebridad norteamericana Barbra Streisand celebra su 79º aniversario en un momento de tranquilidad personal y profesional. Sin embargo, esa misma calma no siempre ha sido su compañera a lo largo de su trayectoria. Como famosa internacional, Streisand ha sido centro de críticas y polémicas a lo largo de su carrera, principalmente por la repercusión que genera todo lo que rodea a estos iconos. Lo que nunca imaginó fue protagonizar una... intentando censurar una imagen.

Ocurrió en el año 2003, cuando aquello de internet todavía estaba en pañales y la actriz y cantante, en uno de los puntos más altos de su carrera. El fotógrafo amateur, Kenneth Adelman, estaba llevando a cabo una investigación sobre los efectos de la erosión y el desarrollo inmobiliario en el litoral de California, para lo se dedicó a tomar más de 12.000 fotografías aéreas que iba subiendo a su portal web.

Casualmente, la cantante residía en la zona, por lo que en una de las fotos se podía apreciar su casa, en plano general y con varios edificios alrededor. Viendo la fotografía resulta imposible adivinar cuál de los inmuebles es el que le pertenece, ya que la imagen es muy genérica y proporciona escasa información.

Sin embargo, eso no fue lo que pensó Barbra, que al enterarse, decidió denunciar al fotógrafo por invadir su privacidad y pedirle, a cambio, unos 50 millones de dólares en concepto de indemnización. Pero lo que no sabía, es el efecto que desencadenaría esa petición.

Porque Streisand no solo perdió el caso, siendo obligada a cubrir los costes legales del fotógrafo, si no que desató el efecto contrario al deseado. El hecho de tratar de censurar la imagen, a pesar de su escasa trascendencia, terminó haciéndola viral.

Para muestra, un botón. Tan solo durante el mes de abril de 2003, la página del proyecto fotográfico disparó sus visitas hasta las 420.000, convirtiendo la imagen que se pretendía censurar en algo viral. La estadounidense había sido la 'víctima' número uno de un fenómeno que alcanzó otro nivel con la llegada de internet. Tanto es así, que este afectó 'heredó' su apellido.

Un fenómeno desatado

Aunque la realidad es que el 'efecto Streisand' existía antes de la llegada de internet, la definitiva explosión de las redes digitales lo ha llevado al siguiente nivel. Famosos, políticos, instituciones, gobiernos y hasta personas anónimas, han experimentado las consecuencias de tratar de silenciar algo en un mundo lleno de curiosos.

Un ejemplo claro, que además también pertenece al mundo de los famosos estadounidenses, es el caso de la cantante Beyoncé. En el año 2013, su representante se puso en contacto con el portal Buzzfeed, especializado en noticias relacionadas con el mundo de las celebridades y otras historias curiosas, con la intención de solicitar la eliminación de unas imágenes en las que la artista no salía demasiado favorecida.

Buzzfeed decidió no solo no borrarlas, si no que creó una galería exclusiva con las imágenes, vendiéndolas como "las fotografías que no quieren que veas". El éxito fue tal que, para desgracia de Beyoncé, sus fotos terminaron convirtiéndose en meme.

Otro caso bastante paradigmático fue el que vivió la empresa de VTC Uber en su llegada a Londres, en el año 2014. La empresa de transportes desató las quejas del sector del taxi, que decidió manifestarse y bloquear diferentes puntos de la ciudad.

Su estrategia, sin embargo, no pudo salir peor. Durante los días que duró la protesta, la aplicación registró un aumento en las descargas de un 850%, lo que permitió su rápido asentamiento en la capital británica.

En ese mismo año se estrenó la polémica película de humor 'The interview', en la que se retrataba al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, de una manera burlesca y jocosa que, por supuesto, no hizo nada de gracia en el país asiático. La productora, Sony, sufrió el ataque de múltiples piratas informáticos norcoreanos que no solo trataron de sabotear la película, si no que filtraron varias informaciones privadas de la compañía y alguna película sin estrenar.

Esto hizo que Sony decidiera posponer el estreno del film en un primer momento, pero finalmente cambiaron de opinión y la publicaron en la plataforma YouTube, lo que disparó el número de visitas y la popularidad del largometraje.

Los casos españoles

También en nuestro país se han dado casos de este famoso efecto Streisand. Uno de los más mediáticos ocurrió en 2018, con la publicación del libro Fariña del periodista Nacho Carretero, que trataba el tema del narcotráfico en Galicia. En él, se publicaban una gran cantidad de nombres de personalidades que habían sido salpicadas por escándalos relacionados con el narcotráfico, siendo uno de ellos el ex alcalde de la localidad del Grove, en Pontevedra.

Este solicitó la retirada del mercado del libro, ya que recordaba su implicación en un asunto de drogas. El juez del caso tomó la decisión de retirar la obra temporalmente, lo que la convirtió en un fenómeno de ventas en la plataforma Amazon. Además, esta denuncia conllevó el adelanto del estreno de la serie del mismo nombre, convirtiéndola en todo un éxito desde el primer capítulo.

Una imagen del entrentamiento entre los equipos de España y Kosovo

Julio MuñozEFE

Algo similar a lo que ocurrió hace escasamente un mes en TVE. La cadena pública emitió en abierto el partido de clasificación para la Copa Mundial de Catar 2022 que enfrentaba a la selección española con la de Kosovo.

El problema, en este caso, era que España no reconoce la independencia del territorio kosovar, lo que obligó a los comentaristas a seguir la línea gubernamental. Para ello, tuvieron que hacer malabares durante la retransmisión, refiriéndose al rival de 'La Roja' como "el equipo de la Federación de Fútbol de Kosovo" y escribiendo su nombre en minúsculas en el marcador.

Esto tuvo como resultado la viralización del encuentro, que fue comentado y compartido de forma jocosa en redes sociales, consiguiendo mucha más repercusión y poniendo al ente público en el ojo del huracán.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar