COPE

Coronavirus: hacer de la epidemia un lugar de encuentro

ctv-oni-captura-de-pantalla-2020-03-30-a-las-11
Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:10

Hacer de la epidemia de coronavirus un lugar de encuentro es el propósito de No estas solo un proyecto de los Jesuitas España para poner en contacto telefónico a personas que quieren ayudar con otras que necesitan ser escuchadas, acogidas, comprendidas o acompañadas por encontrarse solas, en dificultad o angustiadas en esta situación de emergencia sanitaria por el coronavirus. 

Son conscientes de que la necesidad de compartir vivencias se acentúa con el aislamiento en plena pandemia de COVID-19 y, por ello, un grupo de jesuitas y de laicos de Madrid PAL SJ MADRID – Jesuitas en Madrid se pusieron manos a la obra para conectar telefónicamente a gente dispuesta a ayudar con otra que requiere de esa mano tendida. Todo gratuito y cien por cien compatible con las medidas de confinamiento y de distanciamiento social.

“Se trata de una simple conversación para hablar de tí de tu familia, un acompañamiento espiritual, ayudar a vivir un duelo, desahogarte o poder hablar de algo sin cargar con ello a tu entorno familiar o profesional” según explica a COPE uno de los impulsores, el jesuita José María Rodríguez Olaizola. 

Centenares de voluntarios en pocos días 

Dicho y hecho. Desde el 19 de marzo está en marcha la red solidaria a la que hasta el momento se han apuntado 1.400 voluntarios que acompañan gratuitamente a 200 personas diariamente en pleno azote del COVID-19. Son tantos que algunos ya han sido redirigidos a otros proyectos de la Compañía de Jesús.

Profesores, empresarios, psicólogos, diseñadores, informáticos, sacerdotes, estudiantes, abogados, economistas y hasta enfermeros y médicos figuran entre quienes se ofrecen al estar al otro lado del teléfono para brindar conversación, escucha, hablar de temas espirituales o de lo que necesiten las personas que solicitan estas llamadas. 

Entre ellos hay perfiles especializados en psicología, del ámbito educativo y del religioso y todos según figura en la web “capaces de cuidar con generosidad de gente ofreciendo su tiempo, palabra, consejo, escucha y atención con  calidad, calidez, sentido común y con disposición a acompañar”.

Al registrarse, los voluntarios reciben formación y asesoramiento sobre qué se espera de ellos, cómo deben acompañar, qué evitar y cómo hacer un seguimiento diario o si es posible más frecuente para poder reaccionar rápido en caso de recibir una petición de ayuda. 

Desahogo para sanitarios

Hay una segunda red https://sanitarios.noestassolo.es/ en funcionamiento desde el 21 de marzo y está destinada a su uso específicamente por parte de personal sanitario que está viviendo en primera línea la pandemia del coronavirus y sus consecuencias. Se trata de “cuidar a los cuidadores” según apunta Rodríguez Olaizola. 

“Es la que más demanda inmediata ha tenido por la dureza de las situaciones que están afrontando médicos, enfermeras, celadores y en general todos los trabajadores de los hospitales y en residencias de ancianos” subraya el jesuita. 

Son 90 los profesionales que han pedido ayuda hasta el momento. 40 psicólogos clínicos y psiquiatras se encargan de acompañarlos de forma altruista y de ayudarles a sacar los recursos que necesitan para canalizar lo mejor posible sus emociones y vivencias. 

Cipriano y Elisa, ejemplo de comunicación en plena epidemia

Cipriano y Elisa llevan más de una semana en contacto. Cipriano tiene 85 años y vive en Cádiz. Supo de la existencia del proyecto al verlo en la tele concretamente en el programa El Cascabel y rápidamente según explica a COPE “apunté el número de teléfono en un cuaderno que siempre tengo a mano”. Dicho y hecho, llamó y al día siguiente ya estaba en contacto con Elisa, de 34 años y residente en Madrid. 

Para los dos está siendo una experiencia positiva. Elisa quería ayudar desde su casa  y se enteró de la existencia de  No estas solo porque le llegó por varias vías a su WhatsApp. No lo dudó. Se apuntó y al poco tiempo ya estaba marcando el número de Cipriano.

Tienen una cita a las seis 

Cada día cuando llegan las seis de la tarde es la hora de conversar. Cipriano espera ese momento con ilusión según cuenta a COPE “porque te da un poco un aliciente, es como la época en la que estabas enamorado y estás deseando salir para ver a la novia o esperando a que te llame o no te llame, te da un poco de vidilla”.

Elisa también considera muy positivo el encuentro telefónico, Cipriano ha vivido mucho y parte de la conversación sirve para repasar distintos capítulos de su infancia, su juventud, su vida familiar profesional como marino. Y todo según nos explica para tratar de esquivar el monotema “el coronavirus que todo lo invade”.

“Yo estos días al final estoy organizando mis tareas en torno a la llamada de las seis, lo estoy deseando pues es de los mejores momentos del día”, señala Elisa que trabaja en proyectos educativos solidarios. 

Y todo porque han establecido subraya una dinámica muy buena. “Consiste en un rato de compañía, de charlar, airear, cambiar de tema y reírnos que nos reímos bastante y en estos días es casi una medicina” explica esta joven madrileña que actualmente teletrabaja desde su casa.

Primer cumpleaños confinado

Cipriano está a punto de celebrar su cumpleaños. Cae el 11 de abril, último día del Estado de Alarma decretado por el Gobierno Documento BOE-A-2020-3692 y prorrogado por el Congreso de los Diputados http://www.congreso.es. 

“Si se ha terminado la situación pues iría con mi hija y mi nieta a celebrarlo con la tarta, las velas y todo el rollo. Y si seguimos pues ya tengo metida una botella de champán en la nevera y me la tomaré” asegura entre risas el gaditano. 

Y mientras dure el riesgo de COVID 19   

Cipriano es un hombre con recursos. Ha transformado el cuarto de la tele en gimnasio de forma que durante una hora al día pedalea mientras ve sus programas favoritos. Y es que antes del confinamiento también iba al gimnasio y no es cuestión de perder ahora las buenas costumbres. 

“Afortunadamente y como no tengo el virus me permiten hacer la compra y eso hago porque a mí  estar las 24 horas encerrado me agobia un poco” reconoce. 

Y el resto del tiempo se entretiene con lectura y televisión, películas que también le sirven para ejercitar la memoria como le cuenta a Elisa en una de sus conversaciones que esta voluntaria grabó para COPE. 

“Basta con fijarte en que año se estrenó el filme y pensar en qué hacías tú por aquel entonces, en qué estabas en esa época de tu vida y es una muy buena forma de recordar cosas y que no se te olviden” le aconseja Cipriano. 

Lo primero que hará tras el fin del Estado de Alerta

Entró con 85 años en el Estado de Alerta y saldrá con 86 y lo primero será retomar sus paseos de 2 horas por la calle, encontrarse con gente, charlar, tomar unas cerveza y es que como Cipriano deja claro “no tengo vocación de ermitaño”.

También está deseando poder abrazar a su hija María del Mar y a su nieta Mar que viven en la misma ciudad, pero a las que no ve debido a las medidas de distanciamiento social impuestas para hacer frente al coronavirus. 

Apoyo para todos los afectados, preocupados o desmoralizados por el coronavirus 

“No estás solo” está diseñado para todo tipo de edades y personas, jóvenes y mayores. “En estos tiempos difíciles que ha provocado la crisis del coronavirus hay que buscar apoyos también intergeneracionales y estamos aquí para todos” señala Elisa. 

“Hay muchísima gente que está sola, lo que se dice sola, en el sentido más estricto de soledad y entonces la verdad es que me parece una idea estupenda” zanja Cipriano. 

¿Cómo contacto?

Si quieres participar y que te llamen puedes marcar este móvil 667548854 o apuntarte en No estas solo

Si eres personal sanitario basta con rellenar un cuestionario en la web  https://sanitarios.noestassolo.es/

Más de 1.400 personas están deseando ayudarte. Cuenta con ellas!!! 

Otras personas y plataformas solidarias

Hay otras iniciativas que puedes ver en https://www.cope.es/ también para acompañar o relacionar a personas afectadas por el coronavirus a título individual como esta enfermera del Hospital Clínico de Valladolid. Una enfermera de Valladolid se ofrece como mensajera para combatir la soledad en ingresados por coronavirus o bien colectivas como ésta que funciona en Andalucía. Si te agobia la soledad durante la crisis sanitaria hay un teléfono al que puedes llamar.

Son la prueba de que hay mucha gente buena dispuesta a ayudar en momentos difíciles como los generados por el coronavirus.   

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar