¿Cómo viven los navarros de COPE los sanfermines?

Así viven los navarros de COPE los Sanfermines

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05:02

Raro es el navarro, y especialmente el pamplonés, que el 6 de julio no se anuda el pañuelo rojo a la muñeca para cuando den las doce del mediodía y desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona suene el archiconocido “¡Pamploneses! ¡Pamplonesas! ¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!” y, tras el estallido del ‘chupinazo’, anudárselo al cuello cada vez que ponga un pie en las calles de su ciudad durante los siete días que duran las fiestas más conocidas de España.

Y los pamploneses y navarros de la Cadena COPE no podían ser menos. José Luis Pérez, director de Informativos de la Cadena COPE, Joaquín Vizmanos, jefe de Economía, María Dabán, redactora de Política, y Belén Montes, productora de 'La Linterna' han traído a cope.es sus vivencias, rituales, tradiciones y recomendaciones para vivir unos sanfermines como es debido. Y también la morriña que se vive cuando el día 6 de julio no se puende estar en Pamplona, ese día prácticamente capital del mundo.

Todos, los cuatro, de una manera o de otra siguen en directo el ‘chupinazo’, ya sea contándolo en la radio en directo, como ha hecho José Luis Pérez desde la Cadena COPE los últimos años, en la Plaza del Castillo como Joaquín Vizmanos cuando puede ir a Pamplona, o a través de la televisión si ese día no se puede estar en la capital navarra. Eso sí, todos con el pañuelo dispuesto para colocárselo al cuello.

El despertador también suena para casi todos estos días como muy tarde a las ocho menos cinco de la mañana. Hay que colocarse delante de la televisión para ver los encierros. Son tres o cuatro minutos imperdibles cada día, desde el 7 hasta el 14 de julio. Si estás en Pamplona, Joaquín recomienda ver en la cuesta de Santo Domingo a toda la manada junta nada más salir de los corrales. Pero si es posible, un balcón de la calle del encierro por antonomasia, la Estafeta, para ver el espectáculo del encierro.

La procesión de San Fermín la mañana del 7 de julio es otra cita ineludible para todos, a la que acuden con la familia para rezar al santo en cualquier punto del recorrido, pero especialmente la jota a San Fermín en la Plaza del Consejo, como destaca María Dabán.

Los cuatro coinciden en los sanfermines de día, con un ambiente más familiar y más tradicional. El almuerzo después del encierro y lo que venga. Hasta que el cuerpo aguante. Y para pasar el día después del almuerzo mañanero, cualquier calle del centro histórico de la ciudad es bueno. La Plaza del Castillo, las calles Estafeta o San Nicolás, las tómbolas en el Paseo de Sarasate…

Otra cita ineludible de San Fermín las corridas de toros, pero en la zona de Sol junto a las peñas y su singular forma de seguir las corridas.

En cuanto a los gigantes preferidos, todos lo tienen claro. “Los europeos”. Hay división de opiniones con ‘Caravinagre’, un kiliki icono de las fiestas principalmente desde que apareciera como imagen de las fiestas en unos de los carteles.

¡VIVA SAN FERMÍN!

Etiquetas

Lo más