Sin micrófonos: Los letrados judiciales también existen

Sin micrófonos: Los letrados de la Administración de Justicia también existen

 

  • item no encontrado

Jefa de Tribunales

Jefa de Tribunales de COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04:58

Los letrados de la Administración de Justicia, los secretarios judiciales de toda la vida, también existen, aunque mucha gente no lo sepa. Llevan el peso del juzgado, de la Oficina Judicial, pero son los grandes olvidados. Al igual que jueces y fiscales reivindican mejoras laborales y salariales, pero se sienten discriminados, también por los medios de comunicación. Les cuesta mucho que se hable de ellos, pero si paran el juzgado se paraliza.

En las dos últimas semanas se concentraron a las puertas de juzgados y sedes judiciales para protestar. Según los datos de las asociaciones de letrados judiciales en torno al 80 % la semana pasada y ésta rondando el 90%. Han participado el Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ), la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia (UPSJ) y la Asociación Independiente de Letrados de la Administración de Justicia ( AINLAJ).

Reclaman más medios personales, materiales y salariales. Necesitan más plazas, al menos 1.000 en cuatro años, una media de 250 cada año. Desde 2009, desde la reforma procesal, han asumido nuevas competencias, el 80% del trabajo, sin ninguna recompensa salarial, nos dice Rafael Lara, Presidente del Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia. Y recuerda que un letrado judicial de nuevo ingreso cobra 1.400 euros. Piden un expediente digital útil y operativo, que todos los sistemas informáticos de España sean compatibles, no es normal que en cada Comunidad Autónoma funcione uno distinto y que, en muchos casos, sea incompatible con el resto. Necesitan, además, un código de conducta que regule la protección de datos para que no se filtre o escape ninguno, como ocurrió con la sentencia del caso de la “manada”.

ctv-vtx-catal-a-delgado-2

Están a la espera de que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, responda a la carta que le han enviado, y que puedan hablar con ella. “Hasta ahora no ha habido respuesta”, dice Rafael Lara. Jueces y fiscales tienen más peso y Dolores Delgado ha convocado a sus asociaciones para el 23 de julio. Les llama la atención la fecha, al borde de las vacaciones. Y lo que entienden es que la ministra, como fiscal que es,“ ha dado prioridad al cuerpo de la Justicia al que pertenece”. Con Rafael Catalá habían avanzado, había un compromiso inicial, aunque no lograron lo quenecesitaban. Pero se beneficiaban de las retribuciones conseguidas por jueces y fiscales con la aprobación de los Presupuestos. Si Dolores Delgado no les responde o no les escucha, la protesta, dice Lara, no se quedará en una simple concentración a la puerta de un juzgado. Irán hasta las últimas consecuencias.

Lo más