COPE

TEMPORAL RESTAURACIÓN (Crónica)

A pie, en metro o en coche: así reabre la restauración el envío a domicilio

El sector de la restauración empieza a reabrir de forma gradual el servicio de envío a domicilio después del cierre por el temporal en algunas zonas de España, y ya hay locales y cadenas que optan por que los repartidores entreguen los pedidos a pie, en metro o en coche. ,Así lo han confirmado este martes a Efeagro diferentes fuentes del sector, que coinciden en señalar que las principales plataformas de reparto (Deliveroo, Glovo, Just Eat y Ubereats) han dej

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:54

Óscar Tomasi

El sector de la restauración empieza a reabrir de forma gradual el servicio de envío a domicilio después del cierre por el temporal en algunas zonas de España, y ya hay locales y cadenas que optan por que los repartidores entreguen los pedidos a pie, en metro o en coche.

Así lo han confirmado este martes a Efeagro diferentes fuentes del sector, que coinciden en señalar que las principales plataformas de reparto (Deliveroo, Glovo, Just Eat y Ubereats) han dejado por el momento de dar servicio con sus flotas de "riders".

Algunas de ellas explican a los clientes en sus aplicaciones que optaron por cerrar para garantizar la seguridad de los repartidores, ya que la presencia de hielo y nieve en la calzada imposibilita la circulación; el envío de comida a domicilio se suele realizar mayoritariamente en moto o bicicleta.

"Riders" consultados por Efeagro han constatado también la paralización del servicio a través de estas "app" en ciudades como Madrid o Zaragoza, aunque hay locales independientes que ya el lunes ofrecían llevar a casa los pedidos.

"Tenemos un repartidor, pero puede tardar un poco porque va en metro. Sólo repartimos cerca", explican por teléfono desde el restaurante madrileño Appeteze, especializado en platos "saludables".

Similar respuesta dan en otros establecimientos de comida italiana y japonesa, que ya anunciaban el lunes que tenían abierto su servicio a domicilio, aunque sólo a determinadas zonas de la capital.

"Lo llevamos andando, en metro o incluso en un coche que tenemos preparado para eso. Depende de la ruta", señalan desde Pizza Natura, también en Madrid.

Fuentes de las plataformas de reparto aseguran que dejaron de aceptar pedidos ya en la tarde del viernes, lo mismo que grandes cadenas como Telepizza.

Un portavoz de esta última explica que casi todos sus locales en la Comunidad de Madrid ya están abiertos, aunque la mayoría no ha recuperado todavía el "delivery" y es el cliente quien tiene que pasar a recoger en tienda, una estrategia que también siguen otras cadenas como Domino's Pizza.

Desde Telepizza -para la que el servicio a domicilio supone el grueso de la facturación de sus tiendas- detallan que entre el viernes y ayer martes a mediodía apenas realizaron 30 entregas en total, y siempre a domicilios cercanos.

"Hemos empezado ahora a hacer reparto en algunas tiendas en coche, y sólo a calles principales", que son las primeras que han sido despejadas, según las mismas fuentes.

No obstante, algunos sindicatos y asociaciones de "riders" ya criticaron la tardanza de empresas del sector y de las plataformas en cancelar el servicio a domicilio el propio viernes, y denunciaron incluso que se registró un aumento del número de caídas y accidentes.

"En Madrid pasó que, aunque la nieve todavía no llegaba a un palmo el suelo, ya había hielo y agua, y los compañeros se resbalaban y caían. Las plataformas cerraron pero después de unas horas de mantener el servicio con dificultad", apunta un portavoz de "Riders x Derechos".

Además, precisa que además de en la capital, Zaragoza y alguna otra ciudad más pequeña, en el resto de España el servicio continúa operativo pese al frío y las bajas temperaturas.

"Seguimos repartiendo mientras llueve, lo cual ya es un mal endémico. Las plataformas en teoría tienen que aplicar unos bonos cuando hay lluvia, pero no lo hacen", denuncian desde esta asociación, e inciden en el problema que supone la falta de trabajo para los "riders" cuando son autónomos.

"Si fuéramos empleados en plantilla, estos días que no se puede trabajar por fuerza mayor los cobraríamos. Sin embargo, somos 'falsos autónomos' y si no trabajamos no ganamos dinero, pero hay que seguir pagando la cuota de autónomos", lamentan.

Sin embargo, las asociaciones de "riders" que defienden su derecho a seguir siendo autónomos argumentan que es precisamente esa ausencia de relación laboral lo que permite a los repartidores negarse a aceptar pedidos cuando las climatología hace imposible dar servicio.

El temporal Filomena ha vuelto a azuzar el debate sobre las condiciones de los "riders", un tema que es protagonista tanto en sede judicial -este martes un juez de Barcelona dictaminó que 748 repartidores de Deliveroo eran "falsos autónomos"- como en la mesa de diálogo social abierta por el Ministerio de Trabajo para aprobar una nueva regulación.

EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo