'Okupan' la casa de María Ángeles, una vecina de 87 años del Barrio del Pilar

La familia sospecha que entraron por la ventana del patio y cambiaron la cerradura

Okupan la casa de María Ángeles, una vecina de 87 años del Barrio del Pilar

 

Elena Rodríguez Matute

Redactora

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:21

María Ángeles es una vecina del Barrio del Pilar, tiene 87 años y su casa ha sido recientemente 'okupada'. Actualmente vive en una residencia tras haber sufrido un ictus. Además, una de sus hijas tiene síndrome de Down y reside en un centro especializado. Ninguna de ellas puede volver esta Navidad a su casa. El pasado 15 de noviembre, su otra hija fue a la vivienda, un bajo situado en el número 10 de la Plaza de Padrón, y se encontró con que la llave no entraba en la cerradura. Incapaz de abrir, llamó a un cerrajero. Al manipular el bombín, comenzaron a escuchar ruidos en el interior de la casa. Asustada, decidió llamar a la policía: la vivienda de su madre había sido 'okupada'. Jesús, hijo también de María Ángeles, ha contado a COPE cómo fueron esos primeros momentos: “La policía le dijo a mi hermana que no podía pasar, sólo podía hacerlo si tenía intención de negociar”.

Las personas que están ocupando ilegalmente la vivienda son una mujer, de origen magrebí, y una niña de 9 años. La familia sospecha que ha sido otro vecino, también de origen magrebí y que conoce a estas personas, quien les ha avisado para que entren a la casa.

Cuando Jesús y su hermana consiguieron entrar en el domicilio, cogieron unas pocas prendas y objetos personales en presencia de la policía y se marcharon. No obstante, Jesús se dio cuenta de que les habían robado alrededor de 2.500 euros y varias joyas. “Me fui derecho donde estaba el dinero, metí la mano y ya no estaba, le pregunté dónde estaban las joyas y el dinero y la mujer me dijo que ella no sabía nada ni había cogido nada”, ha contado preocupado Jesús.

La policía detuvo a la mujer, pero al tener a una menor dependiendo de ella, la soltaron al poco tiempo. La mujer quiere negociar con ellos el pago de un alquiler, pero Jesús lo único que quiere es que se vayan. Han denunciado el caso por vía penal y civil pero se temen que harán falta mínimo 7 meses para poder recuperar la vivienda.

Lo más