La grave situación de Vallecas: prostíbulos okupas convertidos en puntos de venta de droga

La droga y la prostitución han invadido unas calles llenas de casas tapiadas, para evitar que se conviertan en puntos de venta de droga o en rincones donde ejercer la prostitución

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:58

El madrileño barrio de Vallecas está pasando por uno de sus peores momentos. La droga y la prostitución han invadido unas calles llenas de casas tapiadas, para evitar que se conviertan en puntos de venta de droga o en rincones donde ejercer la prostitución. Nada más llegar al barrio, la cámara no es bien recibida por muchas personas que están relacionadas o son consumidores de drogas y/o prostitución.

Los “flyers” que ofrecen servicios sexuales se acumulan en las ventanillas y espejos de los coches, aparcados a uno y otro lado de las calles del barrio. Nos acompañan dos vecinas, Olga y Clara, las cuales son increpadas por algunos de los hombres que se dedican a poner estas promociones en los vehículos. Estas vecinas nos dicen que los ciudadanos están organizados y vigilan la situación del barrio día a día.

Es curiosa la mala situación en la que se encuentran muchos de los solares de Vallecas, alquilados de forma ilegal para la venta y consumo de drogas, por este motivo han creado un mapa con los solares abandonados, casas tapiadas y lugares “calientes” para la venta de droga y la prostitución.  Las condiciones de cuidado de estas parcelas son lamentables, la mala situación ha ocasionado que algunas salgan ardiendo por la acumulación de basuras y restos orgánicos.

La cercanía con la estación sur de Méndez Álvaro provoca que por la calles de Vallecas se encuentren muchas maletas abandonadas, son robadas en la estación y desvalijadas buscando algo de valor para intercambiar por drogas en los “narcopisos” del barrio. La acción policial, sobre todo de la Policía Nacional, ha conseguido cerrar muchas de las “narcocasas”, casas bajas y con ventanas al nivel de la calle. Este hecho ha ocasionado que los dos negocios, el de la droga y la prostitución, se unan en una misma oferta. Por lo que, en muchos de estos edificios okupas, se ofrece de forma conjunta sexo y drogas.

“El ayuntamiento de Carmena tiene mucho que hacer todavía en Vallecas, un barrio que ha dado muchos votos al actual gobierno municipal”.

Existe descontento con el Ejecutivo de Manuela Carmena, porque “faltan muchos servicios como alumbrado público o una red de transportes para que los más mayores puedan viajar con total seguridad y sin miedo a ser atracados”.

Lo más