COPE

LÍNEA EDITORIAL

Intolerable desafío de Marruecos

La crisis desatada con la oleada de inmigrantes llegados a Ceuta tiene como responsable principal, aunque no único, a Marruecos

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:10

La crisis desatada con la oleada de inmigrantes llegados a Ceuta tiene como responsable principal, aunque no único, a Marruecos. Es obvio que nuestro vecino del sur está lanzando un desafío para calibrar hasta dónde estamos dispuestos a llegar para defender nuestra soberanía. No es la primera vez que esto sucede, basta recordar el pintoresco y relativamente reciente episodio del islote Perejil, pero tal vez sí es la primera ocasión en la que Marruecos se encuentra con un Gobierno tan a la deriva y tan incapacitado para las relaciones diplomáticas internacionales. Sánchez y Marlaska han tenido que salir, como han podido, a decir que se va a defender la integridad de España y han tenido que desplegar al Ejército para tratar de detener la avalancha de inmigrantes.

Mientras tanto, en el seno del propio Gobierno, convertido en una jaula de grillos, crecen las tensiones entre los ministerios de Interior, Exteriores, Defensa y Migraciones. Todo después de acoger por razones humanitarias, y hacerlo de tapadillo, registrándolo con nombre falso, al líder del Polisario, declarado por Marruecos como enemigo público número uno, una torpeza diplomática que solo se entiende desde la mencionada incapacidad de un Gobierno incapaz de situarse en la realidad.

En medio de la grave situación diplomática, no se puede olvidar que las principales víctimas son las personas que se ven empujadas a cruzar la frontera. Están en juego vidas humanas y, aunque a Marruecos parezca no importarle, también en esto deberíamos desmarcarnos, manteniendo la firmeza necesaria, pero huyendo al mismo tiempo de planteamientos populistas que no hacen más que echar gasolina al fuego.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar