30 de noviembre

Incoherencia del Gobierno en materia migratoria

Libia es un infierno para los africanos que consiguen alcanzar ese país con la mirada puesta en el otro lado del Mediterráneo

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:59

Libia es un infierno para los africanos que consiguen alcanzar ese país con la mirada puesta en el otro lado del Mediterráneo. Salir de Libia es una auténtica odisea, por lo que nada puede ser peor para quien consigue hacerlo que tener que regresar a la fuerza. Sorprende pues, y escandaliza, que el Gobierno de España obligue al pesquero que el pasado jueves rescató en alta mar a doce personas, entre las que hay dos menores, a devolverlas a Libia.

Varias ONG’s y el Defensor del Pueblo piden al Gobierno de Sánchez que se permita el desembarco en España por razones humanitarias. Libia no es un puerto seguro para los inmigrantes rescatados. Es posible que lo sea para el barco, pero no es de eso de lo que debería ocuparse, de manera prioritaria, el mismo Gobierno que hace unos meses no dudó en abrir los puertos españoles al buque Aquarius, con argumentos que ahora parece haber olvidado.

El barco Nuestra Señora de Loreto cumplió con el deber de prestación de auxilio. Si el Gobierno no atiende los requerimientos de este barco, e incurre en la omisión de socorro, será responsable de lo que les suceda a los inmigrantes que por razones estrictamente humanitarias han sido rescatados de una muerte segura.

Lo más