Más directos

31 de agosto

El fantasma del nacionalismo recorre Europa

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:47

Buena parte de la opinión pública alemana asiste con estupor a las manifestaciones xenófobas que recorren el este del país. Un fenómeno nuevo se ha abierto paso como reacción a la política de Angela Merkel de acogida de refugiados. Grupos hasta hace poco tiempo marginales están logrando marcar la agenda política en Alemania. En el horizonte inmediato, aparecen las elecciones de octubre en Baviera, con la gobernante CSU, coaligada de Merkel, compitiendo en retórica populista con la extrema derecha. El interés en estas elecciones es máximo en Europa, donde las migraciones han abierto la que podría calificarse ya como la mayor crisis en la historia de la Unión. La paradoja es que este despertar nacionalista se produce en un momento en el que las migraciones no suponen ningún problema real. Pero son tiempos de fuertes cambios en todas las esferas, y una Europa en declive demográfico y sin una clara conciencia de su identidad ha encontrado en el extranjero el chivo expiatorio a sus males. Frente a eso se necesitan políticas migratorias serias, consensuadas y bien explicadas a los ciudadanos. Claro que a la vez se echa falta una adecuada respuesta desde la sociedad civil. Un buen modelo es la campaña de Cáritas Internacional “Compartiendo el Viaje”, que ofrece espacios de encuentro entre las comunidades locales y los recién llegados, para que unos y otros dejen de mirarse como extraño.

Lo más