Un perro sale a dar un paseo y vuelve con una cabeza humana en la boca

El suceso ha conmocionado a la región francesa de Lot-en-Garonne

ctv-cgp-1280px-golden retriever with tennis ball

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:06

Un jubilado y su perro, un golden retriever, viven juntos en Vallon de Vérone, una zona rural cerca de la localidad de Agen. La tarde del uno de noviembre, después de la nohe de Halloween, el perro salió a dar un paseo por las proximidades de la vivienda familiar. Pasó un rato a su aire, y al volver a casa, traía un objeto en su boca que había recogido por ahí y usaba como juguete.

Según cuenta el diario Sud Ouest, el jubilado se acercó al animal para ver con qué jugaba su perrito, y lo que vio le horrorizó: en su boca, el perro sujetaba el cráneo de una persona. Cuando se recuperó del shock, el hombre decidió llamar a la gendarmería para informar de lo sucedido. 

Alertados, los agentes de policía comenzaron una búsqueda en los alrededores de la casa, temiendo que se tratara de algún crimen no resuelto. Después de unas horas de búsqueda, los agentes encontraron un cuerpo con los brazos en cruz en el interior de una tubería. El cadáver se encontraba en un estado avanzado de descomposición. Inmediatamente surgió la pregunta: ¿Cómo y por qué había llegado ese hombre hasta el lugar donde encontró la muerte? ¿A quién pertenecía esa cabeza misteriosa?

Fue transportado al laboratorio policial para que se le realizara una autopsia y unas pruebas de ADN. Se trataba de un hombre de unos 40 años que vivía en situación de exclusión social y sufría de mala salud. Había sido detenido varias veces por la policía. La autopsia establecía además que su muerte no fue violenta, y que falleció allí, en el mismo lugar donde fue encontrado.

Etiquetas

Lo más