JOSÉ MUJICA

Mujica: "Hay que garantizar tiempo libre a gente para que ejerza su libertad"

El expresidente uruguayo José Mujica (2010-2015) ha criticado hoy los "intereses" que hay detrás del capitalismo y ha apostado por acortar los horarios de trabajo, aumentar los ingresos y repartir mejor las ganancias para que la gente pueda "tener tiempo libre para ejercer su libertad".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:25

El expresidente uruguayo José Mujica (2010-2015) ha criticado hoy los "intereses" que hay detrás del capitalismo y ha apostado por acortar los horarios de trabajo, aumentar los ingresos y repartir mejor las ganancias para que la gente pueda "tener tiempo libre para ejercer su libertad".

En una rueda de prensa en La Zubia (Granada), donde anoche recogió el premio internacional de poesía Laurel de Plata, este político uruguayo de 83 años ha censurado un sistema económico basado "en el despilfarro", que genera "demasiada basura" y "cosas que hay que cambiar a cada rato".

"Construimos porquerías que duren poco para generar ganancias y terminamos trabajando un montón de horas", ha expuesto Mujica, quien cree que funcionar de acuerdo a los intereses de capitalismo, que solo busca las ganancias, no da la felicidad a la gente.

"Hay que garantizar mucho tiempo libre para que la gente ejerza la libertad. Soy libre cuando tengo tiempo libre, no tengo obligaciones, hago lo que quiero con mi vida (...) Si multiplico las necesidades, lo pago con libertad", ha reflexionado.

En este sentido, ha puesto como ejemplo que, cuando alguien compra algo, no lo está haciendo con plata (dinero) sino con el tiempo de su vida que tuvo que gastar para tenerla.

Por ello, ha abogado por "aprender a andar con poco equipaje y compromiso material", con determinados aspectos materiales seguros, pero no vivir "desesperado" queriendo cambiar a cada momento para tener alguna cosa mejor.

En su primera salida internacional tras renunciar, el pasado 14 de agosto, a su cargo en el Senado uruguayo debido al "cansancio del largo viaje" en la política, ha explicado asimismo que decidió venir a España por la "nostalgia cultural" que supone su "trágica historia".

"Yo no vine por un premio, los premios no existen: vine por esa sensación interior de intentar recrear algo en los hilos de un paisaje que seguramente no es como uno lo sueña, pero uno no puede renunciar a los sueños", ha explicado, al tiempo que ha apostillado que no ha venido "por razones" sino por "sentires".

Respecto a Uruguay, ha señalado que es un "pequeño país muy raro" que, hace 48 años, logró que toda su izquierda estuviera junta.

"La izquierda se divide por ideas y la derecha defiende intereses, y por eso es más lúcida la derecha que la izquierda", ha añadido el expresidente de Uruguay, país al que ha definido como una "negociación con patas permanente".

Lo más